chile bolivia A1

El expresidente boliviano Carlos Mesa (2003-2005) afirmó hoy que Chile quiere llevar a Bolivia a “un camino con trampa” y agregó que “no es pertinente” definir ahora el concepto de “acceso soberano al mar” porque ambos países están en la fase preliminar de un juicio en la Corte de La Haya.

“Chile pretende llevarnos a un camino, que es un camino con trampa, pretende forzar a Bolivia a reconocer que no hay una respuesta concreta y a establecer específicamente esa definición”, dijo Mesa en una conferencia de prensa.

El también vocero de la causa marítima boliviana replicó así la versión del Gobierno de Chile en sentido de que Bolivia “rehusó” responder una consulta del juez japonés Hisashi Owada, que quería saber qué entienden ambos países por “acceso soberano al mar”.

La consulta del juez Owada fue realizada al final de la fase de alegatos orales celebrada a principios de este mes en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, que analiza un recurso chileno de incompetencia para tratar la demanda marítima boliviana.

Mesa explicó que Bolivia sí respondió a Owada y su respuesta expresa que el concepto de “acceso soberano al mar” no debe ser planteado en esta fase preliminar del proceso contra Chile.

El Gobierno chileno planteó a la CIJ de forma preliminar que se declare incompetente para analizar la demanda presentada por Bolivia, que busca una negociación que le permita conseguir la salida soberana al Pacífico perdida en una guerra en 1879.

Dijo que no se trata de una respuesta evasiva, sino de que Bolivia no se aparta “ni un milímetro” del momento en que se encuentra la demanda presentada ante los magistrados de la CIJ.

Con su demanda, presentada en 2013, Bolivia busca un fallo que obligue a Chile a negociar en firme y de buena fe su centenaria reclamación de una restitución del acceso soberano al Pacífico.

En la guerra contra Chile, Bolivia perdió 400 kilómetros de costa en el Pacífico y 120.000 kilómetros cuadrados de territorio.

Chile objeta la competencia del tribunal y rechaza el reclamo boliviano con el argumento de que los límites quedaron zanjados en un tratado firmado en 1904, 25 años después de la guerra.

Bolivia ha explicado varias veces que su demanda tiene como base las ofertas realizadas oficialmente por diversas autoridades de Chile, entre ellas presidentes, cancilleres y embajadores, para solucionar su falta de acceso soberano al Pacífico.

Mesa señaló que se debe recordar que esa demanda boliviana “emerge de los compromisos de Chile” y que este país debería “dar la respuesta concreta sobre el acceso soberano al mar porque fue Chile el que planteó a Bolivia un acceso soberano al mar”.

El exmandatario también anunció que estos días definirá con el Ministerio boliviano de Exteriores el plan para seguir explicando en el mundo la posición de Bolivia, lo que incluirá un viaje a Chile, sin fecha prevista por ahora, y varias visitas a Europa y Asia.