Ministro de Hacienda se reúne con ejecutivo de Enel
A horas de que se realizara el 17 de junio la Cena Anual de la Energía Eléctrica en Casa Piedra, el presidente de Enersis, Jorge Rosenblut, se excusó de acudir a la instancia a la que siempre ha asistido desde que está en el rubro, aduciendo que tenía compromisos pendientes en Nueva York.

Su novia, la titular de Trabajo, Ximena Rincón, había anunciado el día anterior que no podría estar presente en el evento.

En el gremio de las generadoras la notoria ausencia de Rosenblut, uno de los actores clave del sector, fue comentado y tuvo sólo dos explicaciones complementarias y que involucran, apunta una alta fuente de la industria, a la Presidenta Michelle Bachelet: 1) que el personero tiene las horas contadas en Enersis dado su rol como recaudador de la pre campaña oficialista que reveló el 15 de abril The Clinic Online y 2) que para la jefa de Estado, quien sí llegó a la cita acompañada de ministros, era “complicado” que la fotografiaran, en plena indagación sobre financiamiento a campañas, junto al personero.

De hecho, la última vez que se conoce que Bachelet y el ingeniero civil estuvieron juntos fue el miércoles 22 de abril, cuando Rosenblut llegó a La Moneda en compañía de la presidenta de ENEL, Patrizia Grieco, y otros ejecutivos. La cita no fue anunciada a la prensa y se mantuvo en sigilo durante dos días. Había pasado una semana desde que este medio publicara cómo se operó para entregarle un piso financiero a un grupo de profesionales, encabezados por Rodrigo Peñailillo, que preparó el retorno de Bachelet al poder.

Con Grieco, la Mandataría volvió a coincidir hace algunas semanas en la gira por Italia y según publicó la web Canal 13, en la cena “Sabores de Chile” de la ExpoMilán, donde Enel es auspiciador oficial, Grieco le consultó a Bachelet si le molestaría que Rosenbluth abandonara el holding eléctrico.

EL DÍA NEGRO
Endesa YT
Durante la tarde de ese miércoles en que se realizó la comida de Energía a la que no fue, Rosenblut había enfrentado un durísimo comité de directores de Endesa con dos objetivos.

El primero era estudiar el plan de la italiana Enel que propone una reorganización societaria de Enersis con efectos directos en sus filiales Endesa y Chilectra.

La reestructuración ya es motivo de polémica luego de que Cristián Rodríguez, gerente general de AFP Habitat, enviara una carta al superintendente de Valores y Seguros, Carlos Pavez, denunciando que se estaría ante una operación de sociedades relacionadas con las restricciones que ello implica.

Fuentes de la industria apuntan a que se prevé un proceso complejo y que Rosenblut -que según fuentes de la investigación consultadas por este medio, debería declarar esta semana ante la Fiscalía por la investigación de platas políticas, aunque se encuentra fuera de Chile- no está precisamente en buen pie para encabezarlo.

El segundo fin del consejo fue aún más difícil para Rosenblut ya que se abordó la auditoría que está en curso en la empresa para determinar si se habían llevado a cabo prácticas que impliquen un financiamiento irregular de campañas políticas, tal como en Penta y SQM.

Hace dos semanas el diario Pulso publicó que en la reunión previa de directorio se habían entregado reportes de “US$300 mil pagados al operador DC, y ex asesesor de Eduardo Frei, Pedro Yaconi, entre 2011 y 2014 y pagos a la sociedad Martelli Asociados, por US$50 mil en 2012. “Sin embargo, en este caso los pagos corresponderían a un trabajo realizado por Niccolo (Martelli) relativo a unas guías turísticas” destacó el medio.

Pulso además consignó pagos “al ex senador RN Ignacio Pérez Walker, por US$200 mil entre 2013 y 2014; al miembro del parlamento mapuche, Raúl Ancán, por US$80 mil entre 2012 y 2014, y al ex gobernador de Valdivia, Christian Cayuqueo, por US$100 mil entre 2012 y 2015”.

Pues bien, los recursos fueron entregados cuando Rosenblut presidía Endesa Chile.

El viernes, en tanto, el ex presidente de Enersis, José Antonio Guzmán, lanzó una crítica a quemarropa a Rosenblut. Dijo en La Segunda que “es impresentable para los accionistas y para la opinión pública que Jorge Rosenblut siga en su cargo. Ya lo deberían haber apartado (…) No me cabe la menor duda que el involucramiento del presidente de la compañía en hechos que raya lo ilícito, impiden que siga al mando de la empresa”.

Y apuntó también a la relación con Rincón al aseverar que el asunto “también afecta a la ministra Rincón y al gobierno. Hay un problema de transparencia que se debe resolver, porque la ley obliga a los altos funcionarios públicos a dar cuenta de cualquier conversación y reunión que sostengan con personajes del sector privado”.

Ayer, Endesa envió un comunicado en que se informa que el Directorio decidió en forma unánime que la política de donaciones de la generadora se actualizará con efecto inmediato para prohibir todo aporte con fines electorales y/o políticos. También se prohíbe contratar servicios de lobby externo para gestiones ante reguladores y/o autoridades políticas o administrativas y se establece que cualquier vínculo con Personas Expuestas Políticamente (PEP) deben ser previamente autorizados por el Directorio.

En paralelo, se comunicó del avance del informe independiente del estudio de abogados Cariola Diez Perez-Cotapos relacionado con contrataciones y pago de honorarios y servicios a PEP entre los años 2012 y primer trimestre de 2015. “No se desprenden infracciones a la legislación societaria”, concluye el análisis que de todos modos recomienda declarar como gasto no utilizable ante el Servicio de Impuestos Internos (SII) $276 millones.

La declaración rectificatoria será presentada por la compañía en los próximos días.

EL NEXO
GIORGIO-MARTELLI
Para Rosenblut, el que The Clinic Online revelara en abril que se había reunido a fines de 2011 con el exgerente de SQM, Patricio Contesse, para pedir fondos para la campaña de Bachelet, asunto que el propio ingeniero se vio obligado a reconocer posteriormente en una entrevista con El Mercurio, ha tenido una serie de consecuencias. La más importante es que deberá presentar declaración ante Fiscalía por la arista Soquimich del caso Penta.

Ello ya que tras la apertura de este flanco quedó expuesto como una de las figuras clave en la recaudación de recursos para la precampaña de Bachelet.

Rosenblut admitió haber pedido fondos, pero negó haber realizado el contacto de Martelli con Contesse, como aseveró hace dos meses este diario.

Sin embargo Martelli, como se consigna en uno de los reportaje sobre “Los secretos de Martelli a la Fiscalía” confirma la versión de The Clinic Online respecto de que Rosenblut estableció el vínculo con Contesse. Además el dueño de Asesorías y Negocios Spa, lo sindicó ante el Ministerio Público como uno de los personeros que, junto con Rodrigo Peñailillo, ideó la creación de AyN como una empresa destinada a financiar a una grupo de personeros para que pudieran dedicarse a la política. Y agregó que Ronseblut también fue el nexo con el Grupo Angelini.

A la crítica situación pública del empresario, se suma la información publicada por Pulso respecto de que Endesa ya envió un informe a la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) por montos pagados a Personas Políticamente Expuestas entre 2012 y 2014: se trata de $333 millones a personas y $216 a proveedores que están bajo sospecha de financiamiento irregular.

LA CITA CON CONTESSE EN MEDIO DE LA CRISIS
Patricio Contesse A1
El mes pasado, The Clinic Online publicó una reunión reciente de Rosenblut con Contesse en plena crisis que da cuenta de la preocupación del empresario por su situación ante la Fiscalía.

Ocurrió a principios de abril de este año en el Hotel Ritz-Carlton, lugar donde tradicionalmente el presidente de Enersis se hospeda cuando está en Chile y realiza sus reuniones más relevantes.

Eran las primeras semanas de Contesse fuera de la compañía y aún no estaba claro si iba a seguir la línea de guardar silencio y evitar la colaboración con la Fiscalía -como lo hizo cuando aún era el brazo derecho del controlador de Soquimich, Julio Ponce-, o si iba a tomar la vía del ex ejecutivo de Penta, Hugo Bravo, de revelar todas las conexiones parlamentarias y de candidatos presidenciales tras los fondos entregados vía factura por la gigante del litio desde 2009 a 2014.

En el periodo en que se realizó esta cumbre, el nombre de Rosenblut aún no aparecía como la persona que estuvo a cargo de realizar las gestiones frente a la minera para aunar dinero a la pre campaña, pero este medio ya había realizado las primeras consultas al respecto que derivaron en que se conociera que Martelli facturó para la filial Salar y que esos dineros tenían como destino final la pre-campaña de Bachelet.

EL RECAUDADOR
El ingeniero sabe de citas para recaudar recursos. Ha cumplido ese rol por a lo menos 10 años y, según diversas fuentes, cada vez que va a buscar fondos lo hace con una cifra precisa y una frase típica: “hay que financiar la democracia”.

Antes de que todo el asunto de las platas de campaña desatara la peor crisis política del país desde el retorno a la democracia, Rosenblut no era particularmente crítico respecto de cómo se han financiado hasta ahora las campañas.

Entrevistado por Capital en 2014 evitó, por ejemplo, ahondar en las malas prácticas del grupo Penta y sólo consignó que “esta ley lleva diez años y la gracia es que el sistema funcionó”.

Considerado un hombre de redes transversales, Rosenblut, quien además ha presidido Chilectra y Endesa, ha confesado ser amigo de figuras como Guido Girardi, Ricardo Solari, Andrés Allamand, Pablo Longueira y José Miguel Insulza.

Por años fue mencionado como el interlocutor de Bachelet con el mundo empresarial, aunque en rigor en el caso de Soquimich y Angelini fue más que eso. Pese a dividir su tiempo entre Chile y Miami -donde vive desde hace 15 años-, es considerado en el mundo político como el mejor promotor que tuvo Bachelet en los grupos económicos. “Él era el maestro y Martelli el discípulo” resume un personero que recalca que “el factor Rosenblut” fue clave en la elección.

*The Clinic Online intentó obtener una versión de Rosenblut, sin embargo el personero no pudo ser contactado por este medio.