patricio walker

En entrevista con La Tercera, el presidente del Senado, Patricio Walker, se refirió al sorpresivo anuncio que hizo la Jefa de Estado, Michelle Bachelet, este último jueves cuando, desde Ecuador, confirmó que proponía a Jorge Abbott como candidato a Fiscal Nacional, esto cuando al parecer José Morales era el nombre de consenso, y justo un día después de que el Gobierno había visto truncada su intención de que se confirmara a Enrique Rajevic como Contralor General.

Pese a que admite que la votación para conseguir que Abbott sea designado para ocupar el lugar de Sabas Chahuán será difícil, Walker defiende la autonomía de Bachelet, el “golpe blanco” como lo definió The Clinic Online en un artículo en donde ahondó en los pormenores del episodio.

“La Presidenta ejerció sus facultades privativas de manera autónoma. Ha demostrado una vez más que no actúa con la calculadora en la mano”, afirmó el exdiputado.

Ejemplo de eso para Walker es que “con el contralor algunos decían que no estaban asegurados los 22 votos, pero la Presidenta puso el nombre por una convicción. Ahora pasó lo mismo. A la Presidenta no le gusta que la pauteen y dudo que los senadores hayan querido hacerlo. Si alguien hubiese pretendido aquello, habría cometido un gran error”.

“Una cosa es que la Presidenta conozca el sentir de las bancadas o sus preferencias y otra cosa es que alguien intente pautear a la Presidenta. Ella es muy celosa de sus atribuciones y tiene claro que son facultades exclusivas, privativas y excluyentes de su cargo. El Senado también es celoso de sus atribuciones y probablemente las vamos a ejercer con plena autonomía y libertad nuestro voto”, agregó.

Consultado sobre si el Gobierno socializó el nombre de Abbott antes de lanzarlo, respondió que “no. El gobierno no nos propuso ningún nombre antes de que la Presidenta anunciara su decisión desde Ecuador”.