benjamin vicuña

El animador de la TV argentina, Jorge Rial abordó esta crisis y separación que vive el matrimonio entre Benjamín Vicuña y Carolina “Pampita” Ardohain y de paso de manera gratuita aprovechó de ningunear a los actores chilenos.

Todo surgió luego de que el rostro de Paris escribiera en su cuenta oficial de Twitter lo siguiente: “Pido respeto por Carolina y mis hijos, en un medio que se divierte con el dolor ajeno. La familia es, fue y será lo más importante en mi vida”.

El escrito no fue bien recibido por Rial, conductor del Intrusos de Argentina. De hecho, según consigna Glamorama, el trasandino disparó que “acá no sos el Principito, sos uno más y te vamos a tratar como uno más”. Por si eso no estaba claro explicó que “en Chile tienen cuatro actores, y él la revienta. Acá es uno más”.

“Yo sé que él está acostumbrado. Él es el ‘Principito’ en Chile. Pero claro, en Chile tienen cuatro actores y él la revienta. Acá es uno más y, digamos, uno más de mitad de tabla, de mitad de tabla. No sos el Principito. Sos uno más y te vamos a tratar como uno más. En todo caso, quien tiene que cuidar su imagen privada es él, no nosotros”.

El dolido animador argentino precisó además que “no nos divertimos con el dolor ajeno. Lo relatamos. Acá nadie se rió ni nada. Y si la familia es tan seria y tan importante, dale la importancia que tiene que tener, vos. Y no nos vengas a dar lecciones de moral. Te pido por favor. Está todo bien”.

Por otra parte de su arremetida criticó que “en Chile hay una reverencia por él. Recién ahora se atreven a hablar de su separación. Después de meses que lo tenían confirmado. Tres meses de confirmación. Recién ahora hablan de… porque, claro, es un chico de clase alta allá”.

“Ya te digo, hay cuatro o cinco actores buenos allá. Él es uno de ellos, históricamente, pero viene acá donde hay grandísimos actores. Y la verdad, viene de comerse… Se comió la alfombra de Telefe, entera. Entre Caníbales se la llevó puesta. Se la llevan de regalo y se la llevó para la casa. Bueno, pero es así ¿Qué vas hacer? Bueno. Pero quédense tranquilos. No los odiamos. Y quédense intranquilos, no los queremos”, cerró.