caso degollados a1

La Comunidad Edificio Espacio Los Leones había presentado un recurso en contra de la Municipalidad de Providencia por la construcción de un memorial en recuerdo a las víctimas del caso Degollados, no obstante, dicha petición fue rechazada por la Corte de Apelaciones, quien le dio el vamos a la propuesta.

Los argumentos del tribunal de alzada consistieron en que “los memoriales como política de preservación de la memoria, señala que ello es deber estatal y que, en Chile, se relaciona con el periodo comprendido entre los años 1973-1990”.

Según información recogida por Emol, el tribunal precisó que “los monumentos a la memoria tienen por objeto generar una reflexión ética sobre la memoria, solidaridad y la importancia de los derechos, creando una fortaleza de la voluntad nacional para que nunca más se repitan hechos que afecten la dignidad del ser humano”.

En esa línea, señaló que “en el presente caso, considera imprescindible un memorial que venga a recordar a las víctimas del delito de secuestro perpetrado el 29 de marzo de 1985 y que por lo demás, materializa el deber del Estado de Chile en materias de verdad y memoria”.

“En todo este procedimiento no se observa de manera alguna que las decisiones adoptadas obedezcan al mero capricho de la Municipalidad recurrida, sino que, por el contrario, ellas fueron el producto final de un proceso que implicó la recepción de una propuesta, más de una reunión con la comunidad recurrente y una con dos Juntas de Vecinos y un encuentro de amplia convocatoria (…) Todo lo anterior permite descartar arbitrariedad en la actuación de la Municipalidad recurrida”, sentenció.

Recordemos que los vecinos de la comunidad que rechazan esta iniciativa argumentaron que no querían que el lugar se relacionara a “hechos de carácter político, ya que ello motivará que en el frontis del mismo se realicen concentraciones de esa índole que afectarán su seguridad e integridad”.

Recordemos que el monumento tiene como objetivo conmemorar a las víctimas Santiago Nattino, Manuel Guerrero y José Manuel Parada.