ataque incendiario A1

Tras la detención y formalización de los 11 comuneros mapuche imputados por el caso Luchsinguer-Mackay, el Gobierno decidió querellarse invocando la Ley Antiterrorista.

“La autoridad política en Chile invoca la ley, pero quienes la aplican son los tribunales, incluso pueden determinar no aplicar”, explicó el Vicepresidente de la República Jorge Burgos.

Pese a eso sostuvo que “no caemos en el facilismo de decir que todo es terrorismo, hay hechos a nuestro juicio encuadrables en esos delitos. Que puede ser un problema delictual grave, a veces los delitos son más bien comunes, pero el delito de incendio puede llegar a tener una condena más grave que la ley antiterrorista”.

Todo esto a pesar de que Michelle Bachelet durante su campaña presidencial calificó como innecesaria esta norma para enfrentar los actos de violencia en la Región de La Araucanía.

En paralelo, durante este jueves se registraron dos ataques incendiarios en la zona, donde aproximadamente 6 personas quemaron tres camiones y una motoniveladora que pertenecían al Programa de Desarrollo Indígena y las pérdida están avaluadas en más de $500 millones.

Según el fiscal de Alta Complejidad de La Araucanía, Luis Arroyo “claramente, este hecho dice relación con la formalización de 11 personas el día de ayer (miércoles)”.

Además el fiscal señaló que “los cuatro conductores de estos vehículos dijeron haber sido intimidados con armas de fuego. Tenemos identificada al menos un arma larga (escopeta) por el tipo de munición que se encontró en lugar”.

En la zona se encontró un lienzo de color negro con letras blancas, el que solicita la liberación de los hermanos Córdova Tránsito, vinculados con el homicidio del matrimonio Luchsinger-Mackay, ocurrido a principios de 2013.

Al respecto el sobrino del fallecido matrimonio, Ewald Luchsinger, expresó que “lo importante es acuñar el término, el término terrorismo existe y en la medida que el Gobierno lo aplique, pienso que estamos dando una señal correcta”.

Además agregó que “(…) aquí ocurren hechos desastrosos, aquí hay un estado de abandono, el Estado no existe, no existe el derecho, la gente hace y deshace, hace lo que realmente quiere, hay grupos armados transitando con control de sectores importantes”. aseguró a T13 radio.

Desde la otra vereda, y a través de un comunicado público, la Asociación de Municipalidades con Alcaldes Mapuche (AMCAM) condenó los hechos acontecidos afirmando que “no sirve de nada a la resolución del conflicto entre el Estado y el pueblo mapuche estos hechos de violencia”.

“Nos incomoda y nos molesta que en este país cuando personas tienen apellido mapuche se les criminalice de manera tan rápida y el Gobierno responda de manera tan rápida sólo frente a estas acciones”, sostuvo el alcalde de la comuna de Renaico, Juan Carlos Reinao.

Recordemos que la detención de los comuneros mapuches se dio apropósito de lo señalado por José Perlinao Huinca ante la fiscalía en octubre de 2015, en la que inculpaba al resto de los imputados. Pese a ello fue el propio testigo clave de la investigación quien desmintió el día de ayer sus dichos, asegurando que sufrió presiones de la PDI para confirmar supuestos nombres de participantes en el crimen.