Habla-Francisco-Fritis

Francisco Fritis (53) se describe como un chileno promedio: vive en Copiapó, trabaja como administrativo, está casado y tiene varios hijos y nietos. Cuenta que tuvo la fortuna de “crecer en un ambiente familiar sano”, junto a sus ocho hermanos, a finales de los 70. Toda su familia es católica y a pesar que considera la religión una influencia, prefiere “el camino de la filosofía”.

Él, como presidente de la ONG Padres Objetores, publicó el 2 de mayo pasado un comunicado sobre el “Día Internacional contra la homofobia y transfobia”, que se celebra el 17 de mayo en varios colegios del país. “Consultamos con el Ministerio de Educación y nos informaron que el día contra la homofobia no se encuentra establecido expresamente en ninguna disposición legal”, indica el documento.

Su aclaración tenía un fin: proporcionar a quienes no querían que sus hijos participaran “por razones de conciencia”, el reglamento interno de cada establecimiento para evitarlo. La organización es férrea opositora de que los niños menores a 12 años sean “expuestos a la homosexualidad” en la educación laica.

– No sé si un niño puede entender a los homosexuales. De hecho no sé si un adulto heterosexual puede, porque los que tienen esa tendencia se pueden entender entre ellos sus afinidades- dice Fritis.

Francisco lleva años estudiando aquello que califica como “ideología de género” y, por lo mismo, se aventura a explicarlo: “La ideología de género no reconoce el sexo biológico. Tú eres lo que sientes porque el sexo es social y tú lo adoptas”. Esta forma de pensar, según él, tendría copada la agenda de Bachelet: la ley de identidad de género -para que mayores de edad puedan cambiar su nombre y sexo en el registro civil-, la despenalización del aborto en tres causales y la ley de garantías de derechos de la niñez, que adecuará la legislación chilena a la Convención Internacional sobre los derechos del niño.

Todas estas leyes, piensa Francisco, son el fiel reflejo de que la ideología de género estaría apoderándose del país. La conspiración recién comenzaría: “La promoción del día contra la homofobia es el primer paso. Somos testigos de lo que se viene será cada vez más fuerte”, asegura Fritis.

EL COMPLOT

Padres Objetores está conformada por 100 miembros, entre 28 y 70 años. La mayoría son padres de la tercera edad. Aseguran ser más mujeres que hombres y esperan que su influencia como grupo de presión se dispare con los años. “Hacemos convocatorias en Santiago donde asisten 200 personas. También vamos al Congreso para conversar con senadores y diputados”, explica Francisco Fritis.

La primera vez que Fritis leyó sobre ideología de género fue en Twitter, dos años atrás. El concepto le hizo tanto sentido, que empezó a investigar por su cuenta. Quedó asombrado y transformó su cuenta en la red social colgando estudios, afiches, videos educativos e incluso memes. Ahí empezó a tejer su red y consiguió a todos los actuales miembros de Padres Objetores.

Francisco asegura que su organización no es homofóbica, pero creen que los homosexuales no pueden criar niños: “Abundante literatura e investigaciones alertan sobre los efectos de la homosexualidad en la formación de menores”.

El facebook de la organización está plagado de publicidad pro vida, afiches contrarios al activismo gay y llamados a votar por políticos que comparten sus ideales que en su mayoría son de derecha. Pese a eso, asegura que la organización no es católica ni conservadora.

– Solo decimos que los gay hagan su mundo de gay entre adultos, pero que no se metan con nuestros niños- afirma.

Para Fritis, los movimientos homosexuales en Chile son además contradictorios, porque apoyan el aborto y quieren adoptar. “¿Por qué en vez de apoyar el aborto no se transforman en pro vida y adoptan a esos niños?”, propone decidido y se cuestiona: “¿Qué es lo que busca la ideología de género? Si se homosexualiza la población, implica una baja natalidad. Eso lleva a otros problemas: Los jóvenes van a tener enfermedades de transmisión sexual, existirá una alta tasa de suicidios. ¿Que hay detrás, me pregunto yo?”.

LA MANIPULACIÓN

El feminismo es un concepto poco confiable para Padres Objetores. “Hay pocos términos tan manipulados como ese”, afirma Fritis. “Si la mujer quiere ser femenina y quiere defender sus derechos, no me parece mal. El tema es por qué imponer una contraposición a hombres y mujeres”.

Francisco niega que hoy exista un patriarcado. “La mujer de hoy es independiene, profesional, segura. ¿Dónde está el patriarcado ahí?” El patriarcado es bíblico, de tiempos remotos. Nadie oprime a las mujeres hoy”, sentencia.

La violencia intrafamiliar también es un tema de debate: “Cuando un hombre actúa de manera irracional, ¿a qué lo atribuimos? ¿A qué es hombre? o ¿Por los problemas que se acarrean en la familia, ya sea económicos o sexuales?”. Pero va más allá y asegura que los femicidios son una palabra inventada por el “lenguaje gramsciano” y que de real, no tienen nada.

– Cuando una mujer mata a un hombre, ¿cómo se llamaría? El femicidio es un homicidio de una mujer por violencia intrafamiliar. Es una palabra manipulada e inventada por la ideología de género- asegura Fritis.

El presidente de Padres Objetores cree que a los chilenos nos están pasando un gol porque la gente nunca tuvo acceso a los verdaderos planes de Michelle Bachelet. “Ella es presidente de todos los chilenos, no de un género. La búsqueda de igualdad está manipulada, la naturaleza nos muestra diferencias. Si fuéramos todos iguales, el mundo sería muy aburrido”, comenta.

Francisco Fritis está optimista para la próxima convocatoria del 11 de junio. Quiere que su movimiento crezca y por lo mismo, busca alianzas con otras organizaciones en Chile. Su sueño eso sí, es formar lazos con grupos en Latinoamérica y formar un frente amplio que luche para evitar la destrucción del país. “Somos padres y abuelos reales. Si un niño siente que tiene tendencia hacia la homosexualidad y hace esa vida de muy joven a los 20, tiene sida. ¿Quién va a estar con ese niño? ¿El Estado? Solamente nosotros podemos sufrir esa pena, ese dolor”.