orpis

Al igual como aconteciera en marzo del año pasado con los Pentaboys, el desaforado senador Jaime Orpis quedó detenido esta tarde en el anexo cárcel Capitán Yáber, esto luego de que durante la jornada la Corte de Apelaciones de Santiago dictara la prisión preventiva tras revocar el arraigo y arresto domiciliario total resuelto por el Cuarto Juzgado de Garantía el 6 de junio.

Orpis Bouchon ingresó a las 16 horas al centro penitenciario, y ahora podrá ser visitado los días martes y domingo en la mañana y el jueves en la tarde, precisó Gendarmería.

Medio hora antes de quedar privado de libertad, Orpis había llegado en total mutismo, y en medio de una especie de forcejeo, hasta el Centro de Justicia para tomar conocimiento del cambio de medidas cautelares decretado este mediodía por el tribunal de alzada.

Como es de público conocimiento, la novena sala del tribunal de alzada revocó la decisión adoptada el pasado 6 de junio por el Cuarto Juzgado de Garantía, luego de revisar al apelación que el lunes habían presentado la Fiscalía, el Servicio de Impuestos Internos (SII), y el Consejo de Defensa del Estado (CDE).

Con el voto de mayoría de sus tres ministros (Jorge Zepeda, Romy Rutherford y Jessica González), la instancia estimó que el parlamentario es un peligro para la seguridad de la sociedad, razón por la que determinaron que lo que correspondía era la medida cautelar más gravosa.

En esa línea, consideraron la cantidad de delitos, la sanción probable y la gravedad de los ilícitos.

Orpis fue formalizado por cohecho, fraude al fisco y delitos tributarios por presuntos aportes ilegales que recibió de la empresa Corpesca, que hasta ahora suman más de 230 millones.

En una primera instancia, el tribunal había decretado arraigo y arresto domiciliario total contra el parlamentario.

Si no se resuelve otra cosa una vez que la defensa la decisión de la Justicia, Orpis deberá permanecer preso durante los seis meses que dure la investigación.

El legislador, aun desaforado, es el primero en ejercicio que es llevado a la cárcel desde la puesta en marcha de la Reforma Procesal Penal.