Comite Politico

Ayer, cuando recién comenzaba el extenso comité político de La Moneda, los presidentes de partido de la Nueva Mayoría volvieron a presionar al Gobierno para que defina si efectuará un cambio de gabinete en los próximos días y así terminar con la oleada de rumores e incertidumbre en las carteras. Sin embargo, el Ministro del Interior, Mario Fernández, fue enfático en señalarles que se trata de una facultad exclusiva de la Presidenta Michelle Bachelet y que la mandataria determinará el momento y los cambios a realizar.

A la salida de la reunión, el vocero de Gobierno, Marcelo Díaz, consultado por esta materia, reafirmó los dichos de Fernández y, algo molesto, aseguró que los ajustes ministeriales no son tema de deliberación colectiva.

“Los cambios de gabinete son facultad exclusiva y excluyente de la Presidenta, solo ella decide cuándo y en qué carteras se han cambios. Por lo tanto, no es un tema que sea objeto de conversaciones ni deliberaciones colectivas, porque, reitero, no es un asunto que le competa a nadie más que exclusivamente a la jefa de estado”, sostuvo Díaz.

Con algo de resignación, los timoneles de partido, al menos públicamente, aceptaron el mensaje enviado por la Presidenta Bachelet para que no insistan con las presiones.

La presidenta del PS, Isabel Allende, dijo a salida de la reunión: “Es decisión de la Presidenta, ella sabrá cuándo lo hará y con quiénes lo hará, yo no voy a participar en esa coyuntura. Sé que en algún momento tiene que haber cambios, pero es decisión de la Presidenta” y luego agregó: “Creo que hay ciertos niveles de incertidumbre, a mí me hubiera gustado que hubiera habido cambios anteriormente”.

Carolina Goic, presidenta de la DC, coincidió con Allende y sostuvo que “lo importante es contar con un equipo afiatado que entienda que todavía queda un tercio del Gobierno. La misma postura tuvo el presidente del PC, Guillermo Teillier, quien sostuvo que es una atribución presidencial y que los demás se debe a rumores.

“Nosotros creemos que sí, como estamos en el último tramo, que es posible que pudieran realizarse cambios. Cuánto y qué envergadura eso no los discutimos acá”, agregó Teillier.

Más claro fue el presidente del PPD, Gonzalo Navarrete, quien comentó en los patios de La Moneda: “Había un cierto diagnóstico, que era necesario hacer ajustes. El gobierno nos contestó que eso es una facultad de la presidenta, que confiáramos en que la presidenta tiene todos los antecedentes, que sabe lo que está ocurriendo y que va a tomar la decisión cuando corresponda a una atribución presidencial. Nosotros tenemos confianza en que efectivamente el Gobierno y la presidenta conoce los antecedentes y van a tomar las decisiones a la brevedad posible”.

De todas formas, según ha transcendido, se trataría de un ajuste limitado que podría producirse durante el transcurso de esta semana y uno de los cambios más probables sería en la cartera de justicia, dirigida por la ministra Javiera Blanco. La secretaria de Estado hoy deberá enfrentar una interpelación de la oposición por la crisis en Sename y Gendarmería.

Ley corta para sistema de pensiones

El otro tema que se tomó largamente el Comité Político fue las posibles modificaciones al sistema de pensiones para responder a la demanda ciudadana contra las AFP e impedir que la presión social siga escalando.

Hasta ahora el gobierno había definido apurar el proyecto de la AFP Estatal, -aunque aún no le pone urgencia en el Parlamento-, y definir una hoja de ruta que se abordaría a partir del próximo gobierno, ya que no existe espacio político para afrontar cambios más estructurales en el sistema.

Sin embargo, según se discutió en el Comité Político, ambas iniciativas no serían suficientes para responder a un conflicto que se tomará la agenda pública hasta la próximas presidenciales. Por ello, los presidentes de partido solicitaron evaluar la posibilidad de enviar una ley corta y el Gobierno se abrió a analizarlo.

Según se informó, el proyecto de ley corta podría apuntar a fortalecer el pilar solidario que entrega el Estado, como una medida a adoptar en el corto plazo y responder así con alguna nueva iniciativa durante esta administración.

“Hubo un debate sobre la magnitud de la reforma que podría impulsarse en el gobierno, hay opiniones diversas, pero en general, creemos que no va a hacer en este año y medio que se va a resolver la reestructuración del sistema de pensiones. Si tienen que haber medidas a corto plazo, porque si hay un sector de pensiones solidarias que son bajas y en donde se debe hacer un esfuerzo. Readecuaciones internas del sistema permitirían hacer ese esfuerzo que significa readecuaciones presupuestarias”, explicó el presidente del PPD, Gonzalo Navarrete.

La otra arista que podría abordar la ley corta tiene que ver con asuntos administrativos que emanaron de la comisión Bravo, según dijo el presidente del partido radical, Ernesto Velasco.

Al respecto, el vocero de Gobierno, explicó que el Ejecutivo seguirá “avanzando en el proyecto que crea una AFP estatal, con la consciencia de que eso por sí solo no basta”. También se abordarán “medidas de regulación que podemos llevar a cabo; y en tercer lugar se identifica una hoja de ruta que nos permita graduar y precisar cuáles son las transformaciones de fondo que hay que hacer al sistema y los tiempos para aquello”.

“Acá hay dos caminos que no vamos a seguir: ni el statu quo ni el populismo. La gente espera que nos hagamos cargo del problema, porque estamos hablando de las pensiones de hoy las pensiones del mañana de todos los chilenos y chilenas”, agregó Díaz, pero sin fijar ningún tipo de plazo.