Gino Lorenzini, de Felices y Forrados y desaparición de Rafael Garay: “Quizás Think es una estafa piramidal y el cáncer una cortina de humo”

Su excompañero en Felices y Forrados asevera que le ofreció ayuda a Rafael Garay para buscar opinión de médicos, pero que éste no le quiso mostrar su ficha clínica.

gino

A mediados de junio de este año, el economista Rafael Garay aseveró que padecía de cáncer y que tenía instalado un tumor en la cabeza, que ya había comenzado a hacer estragos en su salud. Dos meses más tarde, en una entrevista con La Segunda, Rafael Garay afirmó que “seguí un tratamiento de un año en Japón y falló. Ahora fui a Francia, estuve dos semanas hospitalizado en el centro europeo del cáncer Gustavo Roussy, y fueron bien claros. Me dijeron que diera la pelea, pero que ordenara mi patrimonio y dejara instrucciones claras si no quería ser conectado a un respirador o ese tipo de cosas”.

Durante esta semana, la historia tuvo un vuelco. Se presentó una denuncia por presunta desgracia, luego de que no retornara al país de un viaje a Francia donde había acudido a someterse a quimioterapia. Desde el centro de salud en que Garay dijo atenderse, negaron a La Tercera que hubiese ingresado como paciente. Mientras tanto, la PDI confirmó que durante los últimos días pasó por cuatro países y que en uno de ellos, Rumania, solicitó certificado de soltería.

The Clinic Online conversó con Gino Lorenzini, quien trabajó con Garay en Felices y Forrados y que afirma que sospecha de los pasos de su otrora amigo.

-Primero aclarar que Rafael nunca fue socio ni fundador de Felices y Forrados. Él lo que sí hizo fue prestarnos asesoría comunicacional por dos años y nosotros terminamos esa asesoría en agosto de de 2014 porque descubrimos que él estaba emprendiendo en una empresa de Concepción llamada Bours Up y el problema es que esa empresa tenía patas de estafa piramidal, cola de piramidal. Te pedía mil dólares al inicio, era un esquema raro. Él insistió en que era un emprendimiento legítimo, pero nosotros decidimos terminar la asesoría y ahora en marzo se sabe que hay denuncias en Fiscalía.

La sospecha era cierta.
Sí, hay estafados por $600 millones y creo que hicimos bien en terminar esa asesoría en 2014. Con todo lo que se ha sabido hoy. Mira, él dijo públicamente que tenía un cáncer y yo le pedí ir a verlo para conocer su ficha médica. Él se negó y no quiso mostrar sus antecedentes médicos. Y en la clínica donde él dijo en La Segunda que supuestamente se estaba tratando, nunca hubo registro de él.

Y está lo de Iván Nuñez.
Eso es muy raro porque él era el sensei de Iván y no le devolvió el dinero de Think. Quizás Think es una estafa piramidal y el cáncer una cortina de humo, no lo sé.

Lo concreto es que él no te recibió cuando le ofreciste ir a verlo.
Sí, yo le ofrecí ayuda, apoyarlo humanamente, buscar opinión de médicos, pero nunca quiso mostrar nada.

Comentarios