636105374566890171w

Una serie de pasos tendrán que dar desde hoy el gobierno de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FARC), con el fin de dar cumplimiento al acuerdo de paz que este lunes firmaron en una histórica ceremonia en Cartagena de Indias.

Lo más relevante ahora será el plebiscito que tendrá lugar el próximo 2 de octubre en el que los ciudadanos colombianos podrán ratificar o no el fin de la guerra que dejó más 250.000 muertos, 49.000 desaparecidos y cerca de 7.000.000 de desplazados en ese país.

Las principales claves del documento que este lunes firmó el presidente Juan Manuel Santos y el líder de las FARC Rodrigo Londoño, alias “Timochenko” tienen que ver en primer lugar con el desarme total de la guerrilla, proceso que será supervisado por las Naciones Unidas.

En ese contexto, las FARC se desplazarán hacia 28 zonas de concentración para el cese del fuego y el desarme definitivo para lo que tiene un plazo máximo de seis meses. Según La Tercera serán cerca de 16.500 soldados del Ejército y policías resguardarán el desplazamiento de los guerrilleros.

Otro de los puntos claves del acuerdo es la reintegración de las FARC en la vida civil y política de Colombia. El grupo guerrillero pasará a ser un partido político que tendrá asegurados 5 escaños en la cámara de diputados y 5 en el Senado para las próximas elecciones. Asimismo, el proceso incluirá financiamiento y divulgación de las ideas y programas del nuevo partido político para garantizar su real competitividad.

En otros puntos el acuerdo contempla una “asignación única de normalización” de US$ 680 para cada uno de los guerrilleros que se reintegren a la vida civil. Asimismo podrán recibir el 90% del sueldo mínimo en caso de no encontrar trabajo. El gobierno garantizará pensiones y seguros de salud para los desempleados y estudiantes.

En otros temas, ambas partes se comprometieron a colaborar en una “reforma rural integral” que transforme las zonas no urbanas para acortar las brechas que existen entre el campo y la ciudad. El gobierno colombiano creará un fondo de tierras de distribución gratuita en el marco de esta reforma. Asimismo, dará inicio a un proceso de sustitución de cultivos ilegales para que los agricultores que tengan siembras de coca o marihuana puedan entregarlas.

Respecto de las víctimas, el acuerdo plantea la creación del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición para dar reconocimiento a los afectados por la guerra.

Asimismo se creará una “comisión de implementación, seguimiento y verificación del acuerdo de paz y de resolución de diferencias”, que tendrá como fin resguardar los avances y el cumplimiento de ambas partes en el total de los acuerdos.

En términos de justicia, el acuerdo plante un sistema transicional, del que participarán las víctimas del histórico conflicto armado y que se compondrá por cinco órganos que serán liderados por un Tribunal para la Paz. Será este último el que decidirá las sanciones correspondientes. En ese sentido, se plantean penas alternativas para los responsables de delitos de lesa humanidad y de guerra.