Las torpezas de Ossandón

No es primera vez que el senador ex RN y posible carta presidencial en 2017 sale a ofrecer disculpas luego de lanzar alguna afirmación referente a asuntos valóricos. En el pasado se excusó luego de defender al cura Fernando Karadima, asegurando sobre las víctimas que “no pueden haber abusado de un viejo peludo… que sean homosexuales y se hayan metido en forros que no corresponden, eso es otro tema. Para mí eso no es abuso, no me vengan a decir que a los 19 años iban a abusar de mí. Ya en 2011, y mientras se desempeñaba como alcalde de Puente Alto, fue blanco de las críticas por su negativa a repartir en la comuna la píldora del día después. Ante los cuestionamientos, el senador dijo en ese entonces que “si la ley va contra mis principios no estoy dispuesto a acatarla”.

manuel jose ossandon a1

“Para mí, el sexo anal, como dicen, no es sexo. Eso es otra cosa. Yo no sé si están tratando de meter alguna ideología o algo”.

Esa fue la frase que lanzó a inicios de esta semana el eventual candidato presidencial, Manuel José Ossandón, sobre el libro de educación sexual que editó la Muni de Santiago, y que hablaba sobre la masturbación, el sexo anal, la regla o tragar semen.

Al notar el revuelo y el flaco favor que se hizo a sí mismo para sus aspiraciones presidenciales, Ossandón salió a disculparse y asegurar que fue una “torpeza haber dicho que el sexo anal no era sexo…yo no soy quién para calificar eso”.

Para profundizar su explicación, el ex edil de Pirque concedió una entrevista con CNN Chile, donde el periodista Daniel Matamala le consultó sin pelos en la lengua “¿dónde quedan los derechos de los adolescentes a tener una correcta educación sexual”. La respuesta que otorgó el ex alcalde de Pirque terminó por enredarlo y complicarlo más: “Los primeros responsables que esos derechos se cumplan, somos nosotros, los padres”.

Al ser refutado por Matamala en cuanto a ¿qué derecho tiene ese adolescente si no tiene ese derecho?, el legislador preguntó: “¿De qué derecho me habla?”.

Sin considerar el dicho sobre “el que explica se complica”, Ossandón recalcó que “yo creo que el derecho o no, no… es que un derecho, lo que pasa es que todo es derecho aquí, pero también hay deberes; y el deber de los padres es educar a sus hijos. Y puede haber padres que estimen que sus niños o sus niñitas de 15 años no, no, no deban tener relaciones sexuales y él quiera enseñar eso. Él tiene ese derecho. ¿Por qué el Estado le va a imponer otros derechos?… ¿De dónde saca esos derechos? No los conozco”.

Pastilla del día después

Enero de 2011, y mientras Ossandón se desempeñaba como alcalde de Puente Alto, fue blanco de las críticas por su negativa a repartir la píldora del día después en la comuna. Ante los cuestionamientos, el senador dijo en ese entonces que “si la ley va contra mis principios no estoy dispuesto a acatarla”.

En aquella ocasión el aspirante al sillón de La Moneda aseguró que habían temas y problemas mucho más importantes de los cuales preocuparse: “Siempre estamos hablando de estos temas y no de los verdaderos temas de salud pública que son graves y que hoy día existen… En el área sur de Santiago no se deben de haber entregado 15 píldoras, pero si hay cientos de personas que se mueren de cáncer porque no fueron operados a tiempo”.

Pese a sus principios, Ossandón señaló que quienes quieran obtener dicha pastilla podrían hacerlo en el Sótero del Río.

Defensa a Karadima

En medio del destape de los abusos sexuales que cometió el cura Fernando Karadima en la parroquia de El Bosque, el parlamentario renunciado a Renovación Nacional defendió a muerte al religioso. En medio del terremoto que generó este caso, Ossandón lanzó que “acá hay manos negras que pretenden lavar la imagen de alguna parte de la Iglesia a costa de un hombre inocente, que más encima no puede defenderse”.

El senador, que recibió de Karadima la bendición de sus argollas de matrimonio, en aquella oportunidad se lanzó en picada contra el cardenal Francisco Javier Errázuriz por “su poco interés en aclarar que las acusaciones contra el padre Fernando Karadima no tienen ninguna relación al perdón que han pedido por los abusos y los casos de pedofilia. Con esto, él le hace un tremendo daño a la Iglesia”.

Sobre las víctimas, cuestiono que lo fueran totalmente, argumentando que “me parece raro que personas tan adultas como las que están acusando y que más encima trabajaron junto a mí en algunas actividades de la Iglesia ahora aparezcan en esto, justo cuando parte de la Iglesia tiene que defenderse o limpiar su imagen por casos comprobados de pedofilia. Me parece raro…”.

“¿Que a mí me vengan a decir que abusaron de Cruz? No, no pueden haber abusado de un viejo peludo, que sean homosexuales y se hayan metido en forros que no corresponden, eso es otro tema. Para mí eso no es abuso, no me vengan a decir que a los 19 años iban a abusar de mí”, dijo, al mismo tiempo que añadió que “lo que yo viví, haciendo la relación de edad a la fecha con el tipo que yo conocía, no me vengan a decir que abusaron de ese compadre porque era viejo. Si a mí alguien me toca a esa edad me toca algo, es porque me gusta o porque le aforro”.

Por su lado, sostuvo que Karadima “ha sido el formador de miles de feligreses que hoy profesan los valores cristianos de manera sobresaliente y no tengo dudas, o al menos quiero pensarlo así, que acá habrán investigaciones y juicios justos, que no estarán ligados a un lavado de imagen que deben asumir los verdaderos culpables”.

Según consignó Radio Bíobío en agosto de este año, Ossandón admitió que se equivocó en sus dichos, al mismo tiempo que explicó que mientras iba a la parroquia de El Bosque jamás vio algo extraño que le hiciera pensar mal.

(Bonus Track) Matrimonio igualitario

El parlamentario que se ha definido como una persona “conservadora en lo valórico y ultraliberal en lo político” ha reafirmado hasta el día de hoy su rechazo al matrimonio igualitario, puesto que su fin simplemente no es procrear.
En conversación con 24Horas en agosto de 2013, Ossandón expuso que “el matrimonio es una institución que se formó y su palabra dice que es la unión entre un hombre y una mujer”.

En ese sentido precisó que aquella unión “tiene distintos fines y uno de los fines es procrear, amarse y los homosexuales tienen todo el derecho amarse y no ser discriminados”.

Ossandón por manual de sexualidad: “Fue una torpeza lo que dije” – The Clinic Online

The Clinic Newsletter
Comentarios