Bachelet Jota Aguirre A1

Hasta la comuna de Independencia llegó esta mañana la Presidenta Michelle Bachelet para anunciar desde el Hospital Clínico de la Universidad de Chile la inyección de recursos por más de 10 mil millones de pesos destinados a la formación de especialistas médicos.

Acompañada de diversas autoridades como la ministra de Salud, Carmen Castillo; el rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi; la Mandataria confirmó el ingreso de dineros frescos para el lugar donde se educa un 54% de los especialistas médicos del país.

“Hoy día hemos venido al Hospital Clínico de la Universidad de Chile a compartir con todos ustedes una muy buena noticia para el hospital, para la Universidad de Chile, para el Ministerio de Salud y, por tanto, para todos nuestros compatriotas. Y me refiero al traspaso desde el Ministerio de Salud a este Hospital Clínico de un poco más de 10 mil millones de pesos, para adquirir, equipamiento y apoyar así el ‘Plan de formación de especialistas médicos’”, dijo la Presidenta, después de recorrer el recinto.

Bachelet destacó que esto permitirá ampliar la capacidad formativa del hospital y, de paso, “disminuir la compra de prestaciones AUGE al sector privado, y esto implica tener un ahorro estimado del orden de 9 mil millones por año para el sector público”.

Por su parte, el rector Vivaldi destacó la actualización tecnológica del “Jota” Aguirre, pero más el significado profundo de la inversión. “Aquí no hay fondos para la Universidad de Chile, porque por ser ésta una universidad pública, lo que estamos haciendo es apoyar a la medicina chilena y la medicina de todos los chilenos”, señaló.

Según informó la Universidad de Chile, el total de los fondos transferidos ascendería a 10.660 millones de pesos, que serán invertidos para equipar y habilitar el Centro de Imagenología, Centro de Endoscopía Digestiva, Medicina Nuclear, Oftalmología, Centro de Simulación, UCI Coronaria, UCI Pediátrica y Centro de Docencia, Psiquiatría Infanto-juvenil, Telemedicina y Anestesiología; entre otras.

Esto se traduciría en 830 nuevos especialistas formados en diez años y se pretende además que el recinto universitario abra 50 cupos para la formación de especialistas para la atención primaria y realice prestaciones para proveer a la red pública con precios preferenciales.