René de la vega

“Vas, chica rica, viendo si algo enganchas, viendo si algo hechizas … Vas, chica rica, tienta tu figura, tienta tu sonrisa”, cantaba un joven René de la Vega cuando saltó a la fama, imitando a Elvis, y transformándose con los años en un ícono kitsch.

De eso ha pasado tiempo, pero De la Vega, flamante alcalde de Conchalí, no reniega, más bien defiende su condición de conocido, lo que afirma fue un plus para ganar la municipal por nariz a la carta oficialista Marcela Rosales, quien de hecho podría impugnar el triunfo, dada la diferencia de sólo 122 votos.

“Gracias al canto, soy lo que soy, el hecho de que una persona sea conocida le juega a favor. El prejuicio no viene del votante”, dijo el ingeniero en entrevista con CNN Chile.

“El votante es al que tengo que convencer, y fue así”, reafirmó el triunfador de la noche del domingo.

Consultado por su posición política, resuelve rápido: “soy independiente, nunca he militado en ningun partido (…) no me ubiquen en ningún lugar, soy independiente y toda la vida he sido independiente”.

Más temprano, en diálogo con Cooperativa, René de la Vega, contó que su triunfo es por “un trabajo en el que llevamos varios meses. Sabíamos que de alguna manera podíamos ser ganadores. Llevamos trabajando harto, ha sido bastante difícil y constante. Finalmente hoy el ganador es la comuna de Conchalí que de una vez por todas va a avanzar y cambiar, esa es la apuesta”.

“Hoy la política está desprestigiada por los mismos políticos que han hecho una campaña negativa. Yo soy un ciudadano más que por este mismo descontento quise ser alcalde para cambiar esto y que la ciudadanía se adueñe de las municipalidades que no abren las puertas”, recalcó.

.