meo A1

El pasado 26 de septiembre declaró como testigo ante la fiscal Carmen Segura la secretaria del PRO del segundo semestre de 2011, Rosa Miranda, todo esto en el marco de la investigación que se lleva a cabo por el caso SQM y, en este caso, el financiamiento que pudo haber tenido la campaña presidencial de Marco Enríquez-Ominami.

Según consigna La Tercera, Miranda declaró que “tengo conocimiento que Cristian Warner y Marco Enríquez-Ominami se relacionaban con SQM, ya que ambos me pidieron en varias oportunidades que me comunicara con alguien de SQM para solicitar reunión”.

Añadió que “recuerdo que en más de una oportunidad los escuché decir que iban saliendo a las oficinas de SQM. Recuerdo que ellos decían que tenían que ir a instalarse allá para esperar, recuerdo que me pedían llamar a alguien de finanzas de SQM, era un hombre cuyo nombre no me acuerdo”.

Al ser consultada por este elemento en particular, la ex secretaria de dicha colectividad indicó que “tanto Marco como Cristián me pedían que llamara a este señor de finanzas de SQM para concertar una reunión, a mí me parecía que estaban preocupados por esas reuniones, ya que ellos eran bien insistentes”.

A renglón seguido aclaró que “no sé para qué eran esas reuniones que me pedían concertar, ya que nunca me lo dijeron, pero siempre era con alguien de finanzas. Ellos decían que iban a tener que ir a ‘sentarse a esperar’”.

Por otra parte, Miranda declaró que “recuerdo que ellos decían que viajaban al extranjero a hacer charlas o asesorías, pero nunca vi que llegara pago alguno al partido de esos supuestos trabajos”.

Vale decir que esta entrega de testimonio contrasta con lo señalado por el ex brazo derecho de MEO, Cristián Warner, quien en conversación con El Mercurio dijo que “Marco no estaba encima del financiamiento, eso lo coordinaba yo. Hubiera sido imposible que él lo hiciera, simplemente no tenía tiempo, como evidentemente es el caso también de otros candidatos como Piñera o Bachelet”.

Tanto el cineasta como Warner fueron formalizados por el posible delito de facilitación de facturas truchas a la firma del ex yerno de Pinochet.