pinochet A1

El presidente honorario de la Corporación 11 de Septiembre, Juan González, recordó al tirano Augusto Pinochet este viernes, justamente el día en que se cumplirían 101 años de su nacimiento. En ese sentido habló de lo que sintió cuando confirmaron su fallecimiento, las conversaciones que sostuvo con el dictador, y su reacción cuando supo que el Gobierno no le rendirían honores tras su muerte.

En conversación con La Tercera, González aclaró que “yo no hablaría del aniversario de la muerte de Pinochet, porque hace tiempo que dejé de pensar en la muerte. El general, como todo ser humano, no está muerto, está en transición. Eso no quiere decir, y eso que quede bien claro, que la figura del general Pinochet haya desaparecido”.

Este ex oficial del Ejército y fanático del tirano asegura además que en la calle no lo llenan de chuchadas por su postura o sentimientos hacia Pinochet: “Desde que estoy en esto, tres veces he encontrado gente en contra y que me trató de insultar. Una vez uno me miró y dijo: ‘ese que viene caminando vale un hongo’. Yo me hice el leso. Después, a la salida del metro, me pasó otro que dijo que no quería estar cerca mío. Antes, cuando iba al Café Haití también me identificaban”.

En otros pasajes de la entrevista, detalló cómo vivió aquel día en que el Hospital Militar confirmó la muerte de Pinochet, así como también, dio a conocer su reacción cuando la Presidenta Michelle Bachelet avisó el 2006 que simplemente no se le rendirían homenajes.

“Cuando supe, yo estaba en la clínica, afuera. Estábamos esperando el desenlace. Cuando ocurrió esto, pensé que se había ido un hombre grande”. Por el gesto de la Jefa de Estado, opinó que “fue de un mal gusto terrible eso de no rendirle honores, terrible. Muy injusto”.

Sobre aquellos encuentros que sostuvo con el dictador, González relató que hablaban de todo “del país. Yo lo felicitaba mucho y también le recitaba poesía. La mayoría de las veces, era Oda a la infantería, porque él era infante de la patria”.

Al ser consultado por lo que más extraña de Pinochet, admitió que “la grandiosa posibilidad de que si él estuviera en este plano, hoy sería el candidato más importante que tendría Chile para tener un excelente gobierno otra vez”.

Respecto al delicado estado de salud que vive desde hace algún tiempo la viuda Lucía Hiriart, González señaló que “no tenemos nada programado (en caso de que muera). Ahora estamos haciendo pocas cosas, porque cada vez hay menos gente que es pinochetista. Además, ¿sabe? No me gusta pensar que ella se puede morir. Me da pena”.

Agregó que “ya es muy triste no tener a mi general acá; no pasar su cumpleaños y que se cumplan 10 años de su muerte. Me da pena pensar que Lucía Hiriart pueda pasar, pronto, a ser parte de la transición”.

Por la pensión de $2.600.000 que recibe Hiriart por Capredena, la cabeza de la Fundación 11 de Septiembre la defendió rotundamente indicando que “comparado con los sueldos que se gana hoy día, 2.600.000 no es nada”. Además, dijo, lo merece porque fue “casi vicepresidenta para Chile”.