Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Nacional

9 de Diciembre de 2016

Leonidas Montes, profesor de la Adolfo Ibáñez, hace el loco de su vida tras furiosa carta a El Mercurio

“Pido disculpas públicas a las autoridades académicas, funcionarios y por sobre todo a los estudiantes de la Universidad Viña del Mar por confundirla, en una carta donde criticaba al rector de la Universidad de Chile, con la Universidad del Mar. Solo espero que mi inexcusable y desafortunado lapsus contribuya a evitar esta confusión que afecta […]

Por

montes

“Pido disculpas públicas a las autoridades académicas, funcionarios y por sobre todo a los estudiantes de la Universidad Viña del Mar por confundirla, en una carta donde criticaba al rector de la Universidad de Chile, con la Universidad del Mar. Solo espero que mi inexcusable y desafortunado lapsus contribuya a evitar esta confusión que afecta a una universidad acreditada por cuatro años en docencia de pregrado”.

Con esta breve carta escrita en El Mercurio, el expresidente del directorio de TVN y actual profesor titular de la Adolfo Ibáñez, Leonidas Montes, salió a excusarse este viernes luego de una misiva del miércoles pasado en la que -a propósito de la crisis en el Arcis- confundió a la Universidad del Mar con la Viña del Mar.

Ayer, Montes había sido emplazado, en el mismo medio, por la directora de Comunicaciones de la U. Viña del Mar, Andrea Casas Aspée.

“En carta publicada ayer, y suscrita por Leonidas Montes Lira, se señala: “Me pregunto qué opinarán, por ejemplo, aquellos estudiantes que sufrieron la misma suerte de la Universidad Viña del Mar”, en clara alusión a la Universidad del Mar.

Nos vemos constantemente afectados por esta confusión”.

Todo había partido -como se dijo- el miércoles último cuando Montes, se quejó de que “el rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, en un gesto tan solidario como inexplicable, apresuradamente ofreció a la universidad que preside o a cualquier otra universidad del Estado para garantizar el derecho de educación de los estudiantes de la Universidad Arcis. Ante este generoso ofrecimiento, me pregunto qué opinarán, por ejemplo, aquellos estudiantes que sufrieron la misma suerte en la Universidad Viña del Mar o aquellos que quedaron en lista de espera para entrar a la Universidad de Chile. Quizá también merecen un ofrecimiento similar. Y también me pregunto qué opinarán los académicos de la Universidad de Chile ante el ofrecimiento que hace el rector que los representa. Quizá también tienen algo que decir”.

 

Notas relacionadas