En marzo próximo se cumplen dos años desde que fueran formalizados Carlos Alberto “Choclo” Délano y Carlos Eugenio Lavín, además de los otros implicados en el Caso Penta, la indagatoria que destapó las situaciones de financiamiento trucho en las campañas políticas chilenas. Cuando se acerca el cierre de la investigación, la Fiscalía Oriente solicitó reformalizar a los socios fundadores y a los involucrados, como el ex subsecretario de Minería de Piñera, Pablo Wagner.

Según se lee en el escrito presentado en el Octavo Juzgado de Garantía por los fiscales Manuel Guerra y Pablo N0rambuena se requiere una nueva audiencia para imputar cargos “por delitos tributarios previstos y sancionados en el artículo 97 Nº 4 inciso primero y 97 Nº 5 del Código Tributario, años 2008 al 2014, en carácter de consumados y por delitos de soborno del artículo 250 del Código Penal en relación al artículo 248 del mismo cuerpo legal, marzo de 2010 a octubre de 2012, reiterados, consumados, en calidad de autor”.

Cabe recordar que tanto Délano como Lavín, socios fundadores del grupo Penta, estuvieron en prisión preventiva en 2015 luego de la jornada de formalización que se extendió por cuatro días. En aquella oportunidad, la fiscalía era representada por Sabas Chahuán, quien lideraba el caso.

El cierre de la investigación está definido para el próximo 4 de marzo.

El caso Penta refiere delitos tributarios y financiamiento irregular de campañas políticas, y hasta ahora ya fue condenado el exsenador de la UDI, Jovino Novoa, a una pena remitida de tres años.