Nerviosa e incómoda estuvo la presidenta del PRI, Alejandra Bravo, quien se presentó en CNN Chile para intentar sus dichos sobre la homosexualidad en entrevista con El Dínamo, los que recibieron críticas incluso desde la derecha y fueron catalogados como homofóbicos.

“En el último tiempo lo que yo he sentido es que se ha tratado de interpretar lo que yo planteo, y la interpretación no siempre es buena ni válida, no obedece a la verdad” aseguró la dirigenta del PRI.

Sobre la entrevista realizada por El Dínamo, Bravo dijo que “me hubiese encantado que me preguntaran qué opino yo de la comunidad homosexual o de los homosexuales, o cómo me relaciono con ellos, porque siento una profunda admiración por la lucha que ellos han dado para poder salir de la discriminación que han tenido que vivir”.

Respecto al matrimonio homosexual, la mujer insistió en que “el Matrimonio es entre un hombre y una mujer y probablemente sea la única diferencia que tengo con la comunidad homosexual (…) etimológicamente hablando, el matrimonio es entre el hombre y una mujer salvo que lleguemos a un consenso para cambiarle de nombre”.

La dirigenta política sostuvo que “No existe diferencia, al menos en lo esencial, respecto de los homosexuales y los heterosexuales. En lo esencial me refiero a que todos somos seres humanos que tenemos derechos y dignidad”.

Cuando le preguntan sobre por qué plantea esta situación como si fueran dos grupos opuestos que se enfrentan, Bravo responde incómoda que “yo no puedo no decir que soy heterosexual si lo soy. Hay una diversidad que es innegable”.

“En ningún caso, no tengo ni tendría por qué tener algún desprecio. Me relaciono bien con aquellas personas de condición homosexual” añade.

Respecto a las críticas a su rol de vocera dentro de la derecha, la timonel del PRI dijo que “lamento que ellos no entiendan que esto es una intención de intentar interpretar algo de lo que yo digo“.

Consultada por las críticas transversales a sus palabras en Twitter, Bravo dice que “quienes me contestan son mayoritariamente de izquierda. En este último tiempo, desde que dije que era candidata, hay un intento por transformar lo que quiero decir”.