Lana Jade, una escort que trabaja en Sidney, Australia, revela detalles de lo que le solicitan sus clientes a la hora de los encuentros sexuales.

“La mayoría de los hombres están interesados en conexiones, no sólo el acto sexual. Se sorprenderían del gran número de clientes que prefieren una experiencia apasionada en lugar de una en que se actúa como un robot”, cuenta a Daily Mail.

Lana cobra unos 700 dólares la hora por sus servicios, todo lo cual está detallado en su página web, donde además se puede pagar por adelantado.

Además de los encuentros sexuales, Lana acepta citas en un restorán y escapadas de hasta doce horas, las que en todo caso tienen un valor de 5 mil dólares, cita emol.

“Muchos hombres sólo quieren ser abrazados y besados. He tenido muchas reservas en las que (los clientes) dejan claro que no quieren sexo, sino que única y exclusivamente besos”, cuenta.

 

Afirma que “algunos hombres simplemente quieren escapar de la realidad por un tiempo. El atractivo de estar con una mujer atractiva tiene como objetivo que ellos se sientan bien, lo que resulta muy tentador. Es como una realidad alternativa, sin preocupaciones y en la que pueden olvidarse de sus problemas y relajarse durante un período corto de tiempo”.

“Algunos quieren una sesión cargada de sexo, pero otros simplemente me utilizan como su terapeuta”, asevera.