Al menos una decena de muertos y una cifra de heridos indeterminada (por el momento) dejó una explosión en el metro de San Petersburgo, la segunda ciudad más importante de Rusia después de Moscú.

Según los reportes de algunos medios de prensa internacionales, como RT, pudo tratarse de más de una explosión el hecho que tuvo lugar entre las estaciones de Sennaya Plóshad y Tejnologícheski Institut.

El ataque, que todavía no se adjudica ningún grupo, provocó la evacuación de siete estaciones. Las imágenes muestran gran cantidad de humo en el tren subterráneo.

El presidente ruso, Vladimir Putin se encuentra precisamente en la ciudad para un encuentro bilateral.

En un principio se informó de diez muertos, pero luego se corrigió a nueve la cifra de decesos.

En desarrollo