Durante la noche de este miércoles, el estricto jurado de Masterchef eliminó a la concursante Andrea, acusando que su plato ponía realmente “en peligro” la vida de ellos o de quien lo probara.

Según consigna radio Bíobío, la participante se la jugó preparando un ceviche de pollo con el fin de asegurar su permanencia, sin embargo el chef Chris Carpentier la paró en seco sin probar nada de su obra.

Al respecto, Carpentier explicó que “vamos a dejar una cosa clara, hay un tema que tiene que ver también con nosotros. Yo pollo crudo así, no lo voy a probar (…) Un pollo crudo no es un alimento que se pueda comer así, es un producto que no se recomienda para comerlo de esta manera“.

Añadió que pese a haber sido marinado con limón por una hora, de todas formas ese pollo no está cocido, porque “no hay un cambio químico con el limón. No hay cocción”.

Luego fue el turno del chef español, Sergi Arola, que profundizó en que “nos debemos a la gente que nos ve en la casa, y no podemos probar una cosa que luego la gente va a intentar y les puede hacer mal. Esto es muy peligroso,y es muy importante que todos ustedes sepan que el pollo crudo no se puede consumir”.

De acuerdo al medio antes citado, el pollo puede tener barterias como Campylobacter o Salmonella, lo que puede generar intoxicaciones graves.

En menos de una semana, estas bacterias pueden dañar el tracto intestinal infectándolo, generando vómito, diarrea, fiebre y cólicos abdominales. Cuando el problema escapa de los límites, se puede provocar incluso la muerte.

Vale decir que los especialista también aconsejan no lavar el pollo para evitar que los microorganismos que lo componen salten a muebles, lavaplatos, etcétera.