Carla Pardo, esposa de Claudio Bravo, reveló que estuvo a sólo un pelito de asistir junto a su familia al concierto de Ariana Grande en el Manchester Rena, recinto que recibió una serie de explosiones que dejaron al menos 19 muertos y más de 50 heridos.

A través de su cuenta oficial de Instagram, Pardo se sinceró y relató el hecho que le pudo haber significado estar presentar en el fatal atentado y correr el riesgo de ser una de las víctimas.

“Esta foto es de ayer en el aeropuerto de Manchester. Ya estamos en Chile y todos muy bien”, comenzó detallando.

Añadiendo que “teníamos un problema con los pasaportes y si no nos los entregaban iríamos al concierto”, relató en la previa a viajar junto al portero del Manchester City a Chile para prepararse para la Copa Confederaciones.

“Sigo pensando que somos unos afortunados de esta vida”, cerró la mujer.