Después del episodio en que se lanzó un mítico vómito arriba del escenario, en pleno show, el cantante mexicano, Alejandro Fernández, vuelve a ser noticia por sus dionisíacos gustos.

En esta oportunidad, tal como muestra el video inserto en esta publicación, el “Potrillo” se baja de un auto, con los ojos desorbitados, y se tambalea al enfrentar a la prensa. Entonces le dice a los periodistas: “A ver, un minuto. Muy buenas noches (…) A ver, a pistear todo el mundo se pone. No se pongan de fresas, cabrones. No me mamen”.

En abril de este año, se habían filtrado imágenes de Fernández hecho mierda por las calles de Ciudad de México luego de asistir al matrimonio de la modelo y actriz Ximena Navarrete.

Antes, en agosto de 2016, se habían difundido fotos que lo mostraban en una discoteque de Las Vegas (Estados Unidos). Se le veía sin polera y con cara de estar completamente borracho.