Tres infracciones acusa el Ministerio Público que cometió el fiscal regional de O’Higgins, Emiliano Arias, por sus dichos contra la Compañía General de Electricidad (CGE), esto en el marco de los incendios forestales que afectaron a la zona central del país durante el verano.

Según recoge La Tercera, en concreto la Fiscalía apunta sobre Arias por: “infracción al deber de desempeñar personal y fielmente las funciones de su cargo en forma regular y continua y ajustada a las normas legales, reglamentos e instrucciones, que rijan su desempeño y el funcionamiento del Ministerio Público, debiendo velar por el cumplimiento de las mismas por parte de sus subordinados”, “infracción al deber de obedecer las órdenes impartidas por su superior jerárquico”, e “infracción al deber de guardar secreto de la información de que tome conocimiento por razones de su cargo, la que no puede revelar a terceros sino en virtud de un requerimiento legal o judicial, o con autorización previa del jefe respectivo”.

Para poner el asunto en contexto, cabe recordar que tras los siniestros, Arias afirmó que “hay incendios que se deben a falta de una adecuada mantención del tendido eléctrico”.

A partir de esas palabras, los abogados de la empresa acusaron falta de cautela y el jefe del Ministerio Público, Jorge Abbott, decidió abrir el correspondiente sumario.