El austríaco Dominic Thiem, 23 años y 7 de la ATP, le gritó al mundo del tenis esta mañana en París que está ahí, que quiere ser el recambio de la generación de los llamados Big Four (Federer, Nadal, Djokovic y Murray).

Y para demostrarlo, para ponerle sustento a las palabras, Thiem sacó a pasear nada menos que al campeón defensor y número dos del mundo, el serbio Novak Djokovic.

El austríaco, aunque parezca mentira, necesitó un poco más de dos horas para liquidar a un hombre que si de algo sabe es de batallas épicas, esas que se extienden por horas sobre una cancha de tenis.

Pero no sólo eso. Como si no se hubiera tratado de Djokovic el rival que tenía enfrente, Thiem se quedó con el tercer set por 6-0.

Así las cosas, Thiem se quedó con la brega por  7-6(5), 6-3 y 6-0 y ahora se cita en semifinales con Rafael Nadal, con quien ha jugado seis veces, todas en arcilla, con un récord de 2-4. Claro está, la última fue en Roma, hace sólo semanas y el triunfo quedó Para Thiem.