Después de un fin de semana con el culo a dos manos luego que el técnico de la selección chilena, Juan Antonio Pizzi, dijera el viernes pasado que la recuperación de Claudio Bravo iba más lenta de lo esperado, la alarma parece haber pasado en La Roja y el arquero del Manchester City llegaría sin problemas al debut del próximo domingo ante Camerún por la Copa Confederaciones.

Según publica hoy El Mercurio, el capitán de la selección chilena ya recibió el alta médica de la lesión que sufrió en el clásico de Manchester y estaría tan recuperado que incluso podría ir como titular en el partido amistoso de mañana martes ante Rumania en Cluj.

Y las noticias siguen siendo buenas según el matutino, ya que Marcelo Díaz y Gonzalo Jara también están recuperados y serían de la partida contra los rumanos.

De esa forma “La Roja de Todos” podría tener equipo estelar a menos de una semana de comenzar el certamen.