Una histórica multa de 500 Unidades Tributarias Mensuales (UTM), que corresponden a más de 23 millones de pesos, fue la sanción del Consejo Nacional de Televisión (CNTV) a Canal 13 por la exposición en pantalla del informe ginecológico de Nabila Rifo, durante la cobertura del juicio por femicidio frustrado contra ella en Coyhaique.

El acta de la sesión del 29 de mayo informa esa situación “no solo fueron expuestos antecedentes relativos a la intimidad de una mujer, sino que además, le fue propinado un trato violento y denigrante, que no se condice con su condición de víctima de un delito particularmente grave, respondiendo dicho trato a lógicas de violencia de género, importando todo lo anterior un desconocimiento de su derecho a la intimidad e integridad psíquica, y con ello, de su dignidad personal”.

Según informa La Tercera, las críticas a la emisión del programa del 12 de abril en el matinal Bienvenidos acumuló 1.134 denuncias ante el CNTV y una polémica que terminó con el despido del director del programa. Esos mismos días, el propio programa en voz de sus animadores pidió disculpas públicas e incluso el empresario controlador de Canal 13, Andrónico Luksic, también condenó la situación.

La multa del CNTV es la más alta que se ha dictado contra un capítulo de un programa, aunque existen castigos de 600 y hasta 950 UTM pero contra un canal completo.