Como si no bastara con la algarabía que dejó el paso de la selección chilena a la final de la Copa Confederaciones, el “no lo declararon reo po lindo” de Ossandón a Piñera, el “si tú fueras una trabajadora normal como cualquiera en Chile no estarías acá” de Mayol a Pilar Molina, la semana termina redonda con las noticias que llegan desde Londres para el tenis chileno.

Resulta que los dos mejores raqueteros nacionales del momento, Nicolas Jarry (182º) y Christián Garín lograron meterse al cuadro finald e Wimbledon tras ganar este jueves sus últimos duelos de la qualy.

Garín tuvo la pega más dura, pues debió batallar en cancha por tres horas y 38 minutos para derrotar por  4-6, 7-6 (7), 6-4, 4-6 y 12-10 al australiano John-Patrick Smith (211°).

Jarry, por su parte, venció al estadounidense Dennis Novikov (175º) 4-6, 6-3, 6-4 y 6-4.

Para este último se trata de su segundo Grand Slam consecutivo luego de jugar Roland Garros. Garín, en tanto, juega un mayor por primera vez en su carrera.

 

Desde 2007 que dos chilenos no jugaban Wimbledon. En aquella oportunidad, Nicolás Massú cayó en el debut frente al checo Tomas Berdych, mientras Fernando González llegó hasta la tercera ronda, instancia en que fue doblegado por el serbio Janko Tipsarevic.