Un tribunal en Noruega causó revuelo nacional luego de que decidiera castigar con una millonaria multa a Tor Sigurd Bransdal, un ciudadano de 46 años que tuvo la ocurrencia de publicar en Facebook imágenes con los rostros de sus asaltantes.

Según consigna La Cuarta, la justicia local lo condenó a pagar 50 mil coronas, algo así como unos 6 millones de pesos.

El diario El País consignó sobre esta noticia que Tor decidió instalar cámaras en su taller mecánico luego de comenzar a sufrir reiterados robos y asaltos.

Fue así como tras sufrir un robo de más de 4 palos, acudió a la policía con las imágenes. Luego de no encontrar respuestas satisfactorias, optó por publicar en las redes sociales las imágenes que muestran los rostros de los responsables.

Para mala pata, la justicia reaccionó al revés y decidió sancionarlo con una millonaria multa por vulnerar los derechos de honor y privacidad de las personas.

Tras este balde de agua fría, el protagonista de esta historia aseguró que “no me arrepiento de lo que he hecho. Sabía que estaba al borde de la ley y que sin duda recibiría una multa de unos pocos miles de coronas. Pero no podía imaginar que llegara a ser lo que ha sido”.