En medio de la poco feliz semana para el equipo económico del Gobierno, tras las declaraciones cruzadas luego del rechazo a Dominga, la Presidenta Michelle Bachelet hizo frente a quienes vienen cuestionando que en su administración el tema del crecimiento no ha sido prioridad.

“A quienes han dicho que este gobierno no se preocupa por la economía presente y futura, queremos compartirles un dato: Estas cifras de concesiones son las más altas para un periodo desde la administración del Presidente Eduardo Frei”, lanzó la Jefa de Estado al participar en el VII Congreso Nacional de Concesiones.

Según expuso la Mandataria, “en ese periodo (el de Frei), se iniciaron procesos de licitación por US$5 mil millones, pero en un periodo de seis años, es decir, dos más que los actuales de cuatro años”.

Además, a propósito de las constantes comparaciones con la administración de Piñera, aseguró que “estas cifras, son más del doble, es decir un 105% más para ser exacta, que los montos licitados en la administración que nos precedió”.

La Presidenta agregó asimismo que “se han acordado cerca de 900 obras dentro del plan de mejoramiento de carreteras, por un monto de US$1.864 millones, que se agregan a las licitaciones iniciadas durante nuestro gobierno”.

“Entonces con esto, y sumando sólo las obras que ya están acordadas con las concesionarias, los procesos de inversión iniciados durante mi gobierno habrán llegado a US$6.745 millones”, subrayó.

Tras aludir al asunto, Bachelet aprovechó de decir que “obras son amores y no buenas intenciones, y estas son acciones concretas para favorecer la alianza público-privada a través del sistema de concesiones y fortalecer la infraestructura para la vida, seguridad, productividad y comodidad”.