Durante la mañana de este lunes, en pleno desarrollo del Te Deum Ecuménico 2017 celebrado en Osorno, decenas de personas se levantaron de sus asientos y mostraron carteles que decían “renuncia” dirigidos al obispo Juan Barros, acusado de encubrir los abusos sexuales y sicológicos perpetrados por Fernando Karadima en la parroquia El Bosque de Santiago.

Los manifestantes, pertenecientes a la agrupación Laicos y Laicas de Osorno, también acusaron que la institucionalidad eclesiástica ha insistido en mantener al obispo en su cargo, pese a las presiones por destituirlo.

Cabe recordar que en octubre de 2015, se difundió un video en el que el Papa Francisco defendía a ultranza a Barros. Entre otras frases, el sumo pontífice afirmó en aquella ocasión que “Osorno sufre por tonta”.