Cierra la semana política la candidata del Frente Amplio, Beatriz Sánchez, insistiendo en los dichos que coparon la agenda tras la extensa celebración de Fiestas Patrias. En diálogo con una emisora radial, la abanderada reitera que no es posible que Sergio Melnick, en su condición de exministro de Pinochet, tenga espacio en TV.

“En un país decente, un ministro de la dictadura, que tuvo responsabilidad en la dictadura, no debería estar hoy día en un programa de televisión”, le dice la periodista a Bío-Bío en Concepción.

Haciéndose cargo de las críticas por su postura de no asistir a “En buen chileno” del 13 por la presencia de Melnick (algunos hablaron de veto ideológico), Sánchez afirma que ha estado en “debates con gente que está a favor de la dictadura. No tiene que ver con eso, tiene que ver con alguien en específico”.

Más temprano y en un punto de prensa, el líder y candidato del PRO, Marco Enríquez-Ominami, había cuestionado a Sánchez, subrayando que ella trabajó en La Red, canal donde Melnick estuvo en su fundación.

“Cómo no va a ir a un programa si trabajó en el canal que él mismo fundó. Por qué aceptó el dinero y el sueldo de La Red si le parecía tan grave Melnick”, diría ME-O.

Ayer, luego de un escueto “pobrecita” contestado a La Segunda, Melnick sacó el habla en redes sociales y escribió que: “no hace honor a su profesión de periodista, impone censura a priori, juzga sin ser jueza, asume una superioridad moral que no tiene, y denota un fanatismo como el que reventó a la sociedad en el pasado”.