Un reportaje del centro de investigación Ciper Chile reveló que la empresa SQM rectificó un total de $103 millones ante el Servicio de Impuestos Internos, por servicios no prestados de cuatro proveedores de la campaña de 2009 de Sebastián Piñera.

Las rectificaciones realizadas en el año 2015 se dieron en el marco de la investigación que recae en la empresa minera no metálica por el financiamiento ilegal de la política.

En ese monto están incluidos los $4.9 millones por el pago realizado por parte de SQM a la Productora Pandemia Producciones, de la periodista María Inés Alliende Barbera, revelado por El Mercurio este martes.

En su declaración, consigna Ciper, Alliende sostuvo que “las facturas dan cuenta de servicios que prestamos a Piñera para su campaña y para el cambio de mando, aunque se hayan emitido a una persona distinta de aquella a la que le prestamos los servicios, en el caso de la factura emitida a SQM”.

Luego de la revisión realiza por Ciper de todas las rectificaciones realizadas por SQM, junto a la comparación de estas con las rendiciones de gasto electoral hechas por Piñera en su campaña de 2009, se detectaron cuatro proveedores de la campaña que recibieron pagos de SQM que la compañía luego corrigió ante el SII.

Estos proveedores fueron Pandemia Producciones, Trama Impresores, el transportista Juan Carlos Petit Oggero y el ex concejal de la UDI en Antofagasta, y hombre encargado de hacer trabajos en terreno para campaña, Robert Araya Alquinta.

El mismo reportaje se consigna también que Aguas Andinas ingresó dos rectificaciones ante el SII por no tener respaldo para justificar algunos pagos. Entre estas figuran los pagos a los exejecutivos de Chilevisión, Jaime de Aguirre y Mario Conca, por valor de $76 millones, facturas emitidas por solicitud de Santiago Valdés, exgerente de administración y finanzas de Bancard, sociedad en la que participa Piñera.

Lee la nota completa de Ciper Chile