Se viene una camionada de reacciones por la eliminación de Chile de Rusia 2018, pero una de las más potentes, fue la de la esposa de Claudio Bravo, Carla Pardo.

A través de Instagram, la mujer dio las gracias “por todos los lindos momentos de mi selección” y al mismo tiempo agradeció a su marido por lo vivido.

Pero luego vendría el ventilador al señalar que “Pero cuando se ponen la camiseta tiene que ser con profesionalismo”.

El bombazo llegaría al escribir que “Yo sé que la mayoría se pelaron el culo, mientras otros se iban de fiestas e incluso no entrenaban de la borrachera que llevaban. A quien le quepa el sombrero que se lo ponga y que se deje de andar llorando. Por qué ahora es un país entero el llora. Aquí te esperamos con los brazos abiertos mi capitán”.