En medio de la conmoción que generó la muerte del carabinero Raúl Alfredo Yáñez Muñoz, el pasado sábado cuando perseguía a unos motochorros, se filtró que el uniformado tenía demandada a la institución por vacaciones pendientes.

El abogado del malogrado sargento, Ángelo Sánchez, dijo a Bío Bío que “solicitó sus vacaciones de forma reiterada después de octubre de 2017 (última vez que tomó descanso) porque estaba pasando por un periodo de estrés y cansancio”.

En la misma línea el jurista señaló que “Las pidió formalmente en reiteradas oportunidades y se las negaron bajo la premisa que no había funcionarios que lo pudieran reemplazar en los servicios de motorista”.

De acuerdo a lo expresado por Sánchez, “el 28 de diciembre hace una solicitud por escrito, a través de los sistemas computacionales de Carabineros, solicitando a su superior directo que le otorgara sus 24 días de vacaciones del periodo 2017”.

Pero al día siguiente de la solicitud se la negaron, es por esto que “después del 1 de enero siguió solicitando las vacaciones, donde le señalan que las perdió porque no las pidió o no hizo uso de ellas durante el 2017”.

Luego de saber que no podía recuperar sus vacaciones, el uniformado pasó el caso a la Contraloría a través del abogado Sánchez, quien pidió el 20 de abril que el ente supervisor se pronunciara, sin recibir una respuesta.

Debido a lo anterior, el pasado 24 de agosto presentó un reclamo formal ya que habían pasado cuatro meses desde el requerimiento.

Es más, un día antes de fallecer el uniformado le había consultado al abogado por su solicitud, entendiendo ya que probablemente no obtendría resultados positivos.

El abogado Sánchez manifestó que “Al día de hoy no hay respuesta”, a pesar de que el funcionario llevaba 25 años en la institución.

Desde Carabineros informaron que el uniformado fallecido tuvo vacaciones en octubre y noviembre del 2017 (19 días hábiles). Según la institución también había tenido 7 días hábiles en marzo.,

“El día 28.12.2017 elevó una solicitud de feriado, el cual debía ser rechazado por razones del servicio, requisito esencial para poder postergar el feriado para el año siguiente, debido a que los feriados se consideran por año calendario” manifestó la institución según consigna Bío Bío.

Carabineros agregó que “lamentablemente, el sargento Yáñez no elevó la solicitud de postergación al sistema computacional automático de feriados y permisos (Ferper), requisito esencial para este trámite. Razón por lo cual perdió los días”.