Un total de nueve denuncias en el Consejo Nacional de Televisión, recibió el espacio de talentos Rojo, de Televisión Nacional de Chile.

Los espectadores recurrieron al ente supervisor de la pantalla abierta debido principalmente a la final de bailarines de la primera generación del programa.

La polémica se suscitó en la transmisión del 12 de septiembre pasado, en la semana previa a las Fiestas Patrias.

En aquel epidosio, indica Cooperativa, la participante Nicole Hernández, estaba lista para su presentación final pero fue advertida justo antes de salir al escenario que obtuvo el cuarto lugar.

Esta determinación generó que no lograra presentar su show preparado con antelación, lo que provocó la indignación del público.

Según el CNTV, la mayoría de los reclamos ante el ente señalaron que el espacio “explota sufrimiento de una participante y se denigra su trabajo”.

Anteriormente el programa había sido denunciado por un beso en pantalla entre dos participantes de sexo masculino, situación que causó molestia en el público más conservador.