Este martes fue la interpelación del ministro Andrés Chadwick y en medio de la sesión realizada en Valparaíso, Sebastián Piñera le escribió tres mensajes en Twitter, a manera de apoyo político.

Uno de ellos decía “Nos duele, condenamos, no aceptamos y combatiremos con decisión y toda la fuerza de la ley el homicidio de Camilo Catrillanca, del matrimonio Luchsinger-Mackay, el cobarde incendio de iglesias con mujeres y niños y el incendio de escuelas de niños mayoritariamente mapuches”.

La tesis del mandatario no es precisa y carece de veracidad respecto al “incendio de iglesias con mujeres y niños”, idea fuerza que por cierto ya ha sido repetida durante este año.

La historia

En marzo de este año y aún antes de asumir, el presidente Sebastián Piñera dio una entrevista para una cadena internacional donde una frase sobre el conflicto en La Araucanía fue criticada por personeros de oposición y dirigentes sociales por su carácter falaz.

“Patricia, hay terrorismo en La Araucanía, ¿qué cree usted de personas que quemaron vivo a un matrimonio de ancianos como fue el matrimonio Luchsinger Mackay, que queman las iglesias con niños y mujeres adentro” dijo el mandatario en la entrevista.

Video entrevista, minuto 09:58

Es precisamente “queman las iglesias con niños y mujeres adentro” la tesis falsa que el jefe Estado repite sin cesar, ya que si bien los hechos en que se inspira el Presidente son reales, la quema de una iglesia en la comuna de Padre Las Cosas en junio del año 2016, no es veraz que se haya hecho el incendio con personas al interior del templo.

Es la propia investigación que el Ministerio Público presentó ante la justicia la que desecha la tesis de Piñera, ya que se determinó que los feligreses fueron obligados a salir del recinto antes que este fuera quemado.

El fiscal Cristián Paredes sostuvo en la época del juicio, según consigna La Tercera: “Creemos que atacar una iglesia en pleno culto religioso, en presencia de mujeres y niños, intimidarlos con armas, expulsarlos a punta de golpes y disparos, y prenderle fuego al lugar en el cual se ejerce libremente un culto en nuestro país, es un delito terrorista. El tribunal no compartió nuestro criterio. Necesitamos saber el contenido del fallo para saber cuáles son los argumentos que llegaron a desestimar la calificación de delito terrorista”,

De hecho en el veredicto del caso, disponible en el Poder Judicial, se lee que fueron condenadas dos personas “como autores del delito consumado de incendio”, calificación que se hubiese visto agravada si el siniestro intencional se hubiese consumado con personas dentro del templo.

En el documento se cita la investigación que señala que “el día 09 de junio del 2016, cerca de las 21.15 horas, mientras se desarrollaba el culto religioso con participación de adultos y menores al interior del templo Iglesia Evangélica del Señor, ubicada en el kilómetro 3,5 del camino a Niagara, comuna Padre las Casas, un grupo de sujetos con rostros cubiertos y armados, actuando de manera violenta ingresaron al interior del templo y procedieron mediante amenazas y disparos a obligar a las personas allí presentes a salir al exterior del mismo, todo ello, mientras prendían fuego a distintas partes de la construcción, para seguidamente retirarse caminando y dejar extendido en el suelo a la entrada del templo dos panfletos …”

Con ocasión de la entrevista del mandatario a Univision, el periodista y escritor Pedro Cayuqueo sostuvo lo siguiente:

El pasado 23 de noviembre, poco más de una semana después del crimen de Camilo Catrillanca, Piñera insistía en su tesis, declarando que “quiero decir que cuando uno quema iglesias con mujeres y niños dentro, cuando uno quema escuelas y deja a miles de niños sin educación… “. Luego de eso Cayuqueo insistiría:

Luego, en una visita al programa Llegó Tu Hora, Piñera volvería a repetir su cuña al señalar que “Hemos tenido 200 atentados terroristas. ¿Qué le parece a usted cuando queman a un matrimonio como Luchsinger – Mackay? ¿Cuando incendian iglesias con mujeres y niños dentro?”.

Es más, por esta última situación, un grupo de dirigentes de organizaciones sociales mapuche aseguraron que presentarían una denuncia ante Contraloría.