Querido logo de goma tricolor,

En el 2018 te portaste mal y mi pueblo lo sabe. Como los últimos 45 años, traicionaste la voluntad popular y sin escrúpulos profundizaste el sistema sociopolítico que repercute en cada uno de nuestros actos.

Duele que seas cómplice de las artimañas de la élite, cuyo relevo de fuerzas sólo ha traído jaquecas para una nación con una democracia bajo rejas de spray dorado. Nunca estuvimos “mejor que hace 12 meses” ni mucho menos fuimos parte de los “triunfos” económicos de Piñera.

Aunque te crees la muy OCDE, tu arribismo de país subdesarrollado sigue generando desigualdades en mi gente. Te recuerdo que en este país todavía existe inequidad para acceder a una educación pública de calidad, a un transporte decente, a una educación no sexista, íntegra y sin prejuicios, o vivir en un lugar libre de contaminación, femicidios, discursos de odio ni represión policial.

Gracias a tu inoperancia por crear políticas que defiendan los derechos humanos en el país, han tomado fuerza los nostálgicos de la dictadura, quienes relativizan toda tortura y defienden el legado político y cultural del genocida Pinochet. Me indigna que legitimes el robo a manos llenas de las AFP y te hagas la bruta, ciega y sordomuda ante grupos que agreden a toda la diversidad sexual.

Paradójico que hayas promulgado una Ley de Identidad de Género gestada con la fiscalización del binario masculino-femenino. Sólo un Estado adultocentrista y transfóbico desconocería a niñes menores de 14 años como trans, pasándote por el asterisco la frase “los niños primero”. El mismo caso para quienes viven violentados en centros del Sename, sufriendo sin poder ser salvados con la adopción de parejas homosexuales, personas trans, viudas, mayores y solteras.

Tu tardía preocupación por el VIH es desastrosa y las campañas preventivas siguen estigmatizando a personas seropositivas. La educación sexual patriarcal que entregaste por décadas sólo habla de un modelo heterosexual ignorante y con el absurdo imaginario de que el Sida sólo es enfermedad de “ travestis y maricones”.

Por último, te portaste mal con el amigo que es forastero. Cuando pudiste implementar políticas de integración para nuestros hermanos haitianos, los exiliaste en un avión de la FACH porque sabes que nunca te gustó la piel negra, ni siquiera como registro de tu propia historia oficial.

¿Qué podemos esperar de ti el 2019 con todos estos antecedentes y con bracitos cortos al mando? Mejor cerremos el país por fuera y esperemos que el pueblo salga a la calle.

 

Ana Bolena 

Disidente sexual, feminista, Licenciada en Comunicación Social de la Universidad de Chile y militante del Frente Jilista.