Los herederos de Michael Jackson criticaron hoy a los medios de comunicación por creer y divulgar “las mentiras” que, en su opinión, cuenta el documental “Leaving Neverland”, estrenado recientemente en Sundance y que explora las acusaciones de abusos sexuales contra el “rey del pop”.

“Estamos furiosos porque los medios, sin un ápice de pruebas ni una evidencia física, eligieran creer la palabra de dos reconocidos mentirosos por encima de la palabra de cientos de familias y amigos en todo el mundo que pasaron tiempo con Michael, muchos en Neverland, y experimentaron su legendaria amabilidad y generosidad global”, dijeron hoy en un comunicado.

Los familiares del cantante recordaron que el artista nunca fue condenado por estos casos.

“Nunca ha habido ninguna prueba de nada. Sin embargo, los medios están dispuestos a creer estas mentiras”, añadieron.

“Los creadores de esta película no estaban interesados en la verdad. Nunca entrevistaron a un alma que conociera a Michael excepto a los dos perjuros y sus familias. Eso no es periodismo y no es justo, pero los medios están perpetuando estas historias”.

Los herederos del músico dijeron además que no pueden estar quietos mientras continúa “el linchamiento público” de Jackson.

El pasado viernes se estrenó en el Festival de Sundance, el más importante de los dedicados al cine independiente en Estados Unidos, el documental “Leaving Neverland”, que a lo largo de casi cuatro horas ahonda en las acusaciones de abuso que rodearon a Jackson.

“En el apogeo de su fama, Michael Jackson comenzó una larga relación con dos chicos, de 7 y 10 años, y sus familias. Ahora, ya en la treintena, estos cuentan la historia de cómo fueron objeto de abusos sexuales por parte de Jackson”, se lee en la sinopsis del filme en la web de Sundance.

Dan Reed, director del documental, reaccionó a las críticas que en las últimas semanas ha recibido el filme asegurando que si algo se ha “aprendido durante este momento en la historia es que el abuso sexual es complicado y las voces de los supervivientes necesitan ser escuchadas”.

Jackson, que falleció en 2009 a los 50 años por una sobredosis de medicamentos, fue señalado en diferentes ocasiones por presuntamente haber abusado de menores.

En 2005 fue absuelto en un juicio en el que se le acusaba de haber abusado de un joven, mientras en 1994 llegó a un acuerdo económico fuera de los tribunales con la familia de otro chico que lo señalaba por el mismo delito.