A través de su cuenta de Twitter, el presidente de la Fundación Para la Confianza, José Andrés Murillo, solicitó que se anule el “convenio de colaboración” firmado durante esta semana por el Ministerio Público y la Conferencia Episcopal, que según el mismo documento, tiene como objetivo “favorecer el intercambio de información concerniente a investigaciones pasadas, presentes y futuras respecto de delitos de carácter sexual cometidos por clérigos diocesanos”.

Según lo expuesto por Murillo, el mentado acuerdo “es un error en sus términos y constituye una señal que rompe la confianza de la sociedad y en especial de las víctimas en la justicia”.

De acuerdo al propio denunciante, estos y otros reparos fueron puestos en conocimiento del fiscal nacional, Jorge Abott, durante una reunión realizada el pasado viernes. En la cita, el Ministerio Público habría expresado que “ellos habían actuado de buena fe, y les creemos”.

“Sin embargo tenemos fundadas razones para afirmar que la Conferencia Episcopal no está de buena fe: Han ocultado información respeto de los abusos sexuales clericales, mentido. Se coludieron con los jueces corruptos de Rancagua (hoy destituidos) para impedir que se investigue y se haga justicia”, agregó Murillo.

Por el último, el también doctor en Filosofía, expuso que “por todas estas razones insistimos en la necesidad de dejar sin efecto el Convenio y dar una señal clara de parte del Ministerio Público de apoyar a las víctimas y defender a los que tienen menos poder en la sociedad”.