Al menos once personas fallecieron y otras 122 resultaron heridas tras un terremoto de magnitud 6,0 que tuvo lugar en la provincia central china de Sichuan, informa hoy la agencia estatal Xinhua.

El sismo tuvo lugar anoche a las 22.55 hora local (14.55 GMT) en el término municipal de Yibin, y su epicentro fue localizado a una profundidad de 16 kilómetros.

Esta mañana, a las 07.34 hora local (23.34 GMT de ayer) se registró otro movimiento sísmico en la misma zona, esta vez de 5,3 grados, según el centro nacional de detección de terremotos.

El Ministerio de Gestión de Emergencias ha activado los protocolos y ha enviado equipos a las zonas afectadas para coordinar las tareas de rescate -que todavía siguen su curso tras comenzar esta madrugada– y las de ayuda a los residentes del condado de Changning, donde tuvo lugar la catástrofe.

Se han enviado 5.000 tiendas, 10.000 camas plegables y 20.000 edredones a las zonas afectadas.

El terremoto también ha provocado que una autopista de la zona y también secciones de otras carreteras hayan sido cerradas.

La región de Sichuan es una zona propensa a los sismos, y donde miles de personas han fallecido en temblores ocurridos en la última década.

De hecho, esta provincia sufrió en 2008 uno de los peores terremotos de las últimas décadas, con cerca de 90.000 víctimas entre muertos y desaparecidos.

La mitad occidental de China sufre frecuentes temblores debido a la fricción de las placas tectónicas asiática e india, aunque en muchas ocasiones estos seísmos tienen su epicentro en zonas de baja densidad de población, como la meseta tibetana o los desiertos del Asia Central.

Mientras que en Japón un terremoto de 6,4 grados en la escala de Richter según UGSG sacudió hoy una amplia zona del norte del país y generó una alerta de tsunami en tres prefecturas, según fuentes oficiales.

El epicentro fue situado en el mar, cerca de la costa noroccidental de Japón y frente al limite de las prefecturas de Niigata y Yamagata, con una profundidad de 10 kilómetros.

En la región de Yamagata la intensidad fue de 6 en el rango inferior de la escala japonesa, ligeramente menor que en Niigata.

Aún no se tienen informes sobre posibles víctimas o daños materiales graves.

Las autoridades dieron la señal de alerta sobre posibles tsunamis en las prefecturas de Niigata, Yamagata y Ishikawa.

En la escala sísmica japonesa, una intensidad de +6 grados implica un violento movimiento sísmico.

Según la cadena pública de televisión NHK, el centro nuclear de Kashiwazaki, en Niigata, tiene siete reactores, pero todos estaban apagados hoy.