Archivo

Al menos 52 presos murieron este lunes durante una rebelión en una cárcel del estado amazónico de Pará, en el norte de Brasil.

La Superintendencia del Sistema Penitenciario del Pará (Susipe) confirmó que, tras un enfrentamiento entre facciones criminales, al menos 52 presos del Centro de Recuperación Regional de Altamira fueron asesinados, 16 de los cuales fueron decapitados, según consigna Efe.

Además de los muertos, varias personas resultaron heridas y dos agentes penitenciarios fueron tomados como rehenes, pero ya fueron liberados.

Segpun señala 24 Horas, las autoridades carcelarias se encuentran realizando un procedimiento de urgencia para controlar la emergencia en la zona.