Agencia Uno (Imagen Referencial)

Botellas de cerveza y un funcionario inhabilitado para trabajar con menores: Contraloría detectó graves irregularidades en centros del Sename en Región de Atacama

El ente fiscalizador además informó de incumplimientos en los protocolos para prevenir contagios por Covid-19 en cinco organismos colaboradores y "ausencia de control en distribución de donaciones como celulares y elementos de protección personal".

Este miércoles la Contraloría publicó el informe final de una auditoría realizada al Servicio Nacional de Menores (Sename) en la región de Atacama, para determinar responsabilidades administrativas tras detectar una serie de irregularidades, incluyendo “un funcionario que estaba en el listado de inhabilidades para trabajar con menores de edad, alcohol en bodegas y falta de medidas covid en recintos de detención de jóvenes infractores de ley”.

De acuerdo al ente fiscalizador la auditoría se realizó tanto a los centros residenciales de administración directa y de organismos colaboradores acreditados, como en los centros de cumplimiento de sanción privativa de libertad, todo esto en el contexto de verificar el cumplimiento de las medidas para prevenir contagios por Covid-19 tras la declaración de la alerta sanitaria a junio 2020.

A través de un comunicado, el organismo detalla que “se detectó que un funcionario, que desempeñaba labores en el Centro de Internación Provisoria y el Centro de Régimen Cerrado, presentaba inhabilidades para trabajar con menores con fecha 17 de octubre del 2020″.

Según el certificado en el que se acreditaba dicha condición del funcionario, que había sido emitido luego de su ingreso al recinto, se incumplía la ley que crea Inhabilidades para Condenados Sexuales contra Menores, por lo que se deberá incluir dichos antecedentes en el sumario.

Asimismo, en las bodegas de los centros reclusión de menores de Copiapó se encontraron 24 botellas de cervezas, las cuales permanecían en el recinto desde una actividad realizada entre funcionarios en 2018.

Pero eso no fue todo en dicho recinto, ya que además se detectó un incumplimiento de los protocolos Covid-19 establecidos por la autoridad sanitaria.

Contraloría preciso que en dicho caso se evidenció que “los funcionarios de Gendarmería no usan elementos de protección personal (sin mascarillas), libro de ingreso desactualizado y no se proporcionó al fiscalizador un lugar para el lavado de manos”.

Finalmente, en otros cinco organismos colaboradores del Sename de la región se “acreditó la ausencia de control en distribución de donaciones como celulares y elementos de protección personal”

Puedes revisar el informe completo de la auditoría en el siguiente enlace: Auditoría Sename Región de Atacama

Comentarios