Malucha Pinto e Ignacio Achurra, actores electos para la convención constitucional. Fotos cedidas.

De los escenarios a la Constitución: Las definiciones de Malucha Pinto e Ignacio Achurra, los actores electos como constituyentes

Son más las cosas que los unen que las cosas que los separan. Ambos son actores, ambos son directores, ambos representaron a la oposición en la elección de constituyentes y ambos fueron electos por distritos de la zona sur de la capital. Ahora, los dos tendrán la labor de redactar la nueva Constitución del país. En conversación con The Clinic, Pinto y Achurra detallan cómo, de cara al nuevo desafío que enfrentan, reemplazaron las cámaras de TV, los guiones y los escenarios por los libros y los estudios comparativos constitucionales.

La amistad que une a Malucha Pinto (65) y a Ignacio Achurra (41) ha tomado un nuevo rumbo en el último tiempo. Se conocen desde hace varios años por proyectos artísticos, pero ahora enfrentan uno nuevo, en este caso, político: la redacción de la Nueva Constitución. Los dos actores han hablado mucho en las últimas semanas. Buscan articular un grupo al interior de la Convención para tomar los temas culturales como una bandera de lucha, a través de un colectivo. Están conversando con otros constituyentes que se quieran sumar a la agrupación. El propósito es darle una perspectiva cultural a cada una de las discusiones de la Convención.

¿Cómo llegaron ambos actores a este momento? Achurra resultó electo constituyente por la lista Apruebo Dignidad en el Distrito 14 (Alhué, Buin, Calera de Tango, Curacaví, El Monte, Isla de Maipo, María Pinto, Melipilla, Padre Hurtado, Paine, Peñaflor, San Bernardo, San Pedro, Talagante), mientras que Pinto lo hizo por el distrito 13 (El Bosque, La Cisterna, Lo Espejo, Pedro Aguirre Cerda, San Miguel, San Ramón) en la Lista del Apruebo. Ambos actores conocen de cerca sus territorios: Achurra vivió en Paine y Pinto ha dedicado décadas de su trabajo social a trabajar en comunas del sector sur de la capital.

Los dos fueron los únicos actores que salieron electos de un elenco de candidatos que incluía a Francisco Reyes, Bastián Bodenhoffer, Mauricio Pesutic y Yuyuniz Navas. Aunque estos no participarán de la Convención, tanto Pinto como Achurra afirman que están tomando varias de sus propuestas de cara a las discusiones. En parte, serán los voceros de este mundo de actores. Pero por sobre todo, sostienen, serán la voz de los territorios que los eligieron.

Una lucha de varias décadas  

Cuando Malucha Pinto describe su trayectoria más allá de las cámaras y las salas de teatro, le entrega un carácter histórico. Su lucha, afirma ella, siempre ha sido visibilizar las demandas de quienes han quedado postergados en la sociedad. Incluso desde el tiempo de la dictadura. En los años 80, trabajó en la Vicaría de la Solidaridad con las “arpilleras”, mujeres que buscaban a sus hijos o parejas que habían sido detenidos y que, en muchos casos, nunca más volvieron a verlos.

Durante gran parte de su vida, Pinto ha estado trabajando en la zona sur de la capital con organizaciones de personas en situación de discapacidad, organizaciones de mujeres y organizaciones de Derechos Humanos. A partir de este trabajo, surgieron creaciones artísticas, como la obra sobre el estallido social VictoriaLucidez y fervor en aquel entonces, estrenada,  escrita y dirigida por ella. Pero también surgió un aspecto más político: su candidatura como constituyente por el distrito 13.

Malucha Pinto en escenario. Crédito: Álbum personal.

La constituyente relata que, a partir de este trabajo con otros actores, formó muchas amistades y vínculos en el sector. Las primeras invitaciones a que ella se postulara de cara a la constituyente vinieron de organizaciones de la comuna de El Bosque. “Muchas veces la gente te conoce por la tele. Pero mi vida artística y teatral ha estado totalmente vinculada al trabajo político, social y cultural desde los territorios”, afirma.

Dentro de su rol como constituyente, Pinto apunta a una rearquitectura del poder: “Significa pasar de esta democracia representativa, casi acabada, a una democracia participativa con mecanismos de democracia directa, que le entregue al pueblo el poder para decidir”. Del mismo modo, destaca los derechos que, para ella, son esenciales en la discusión, como el derecho a la educación, a viviendas y barrios dignos, derecho a la salud y a la cultura.

“Hay que pasar de esta democracia representativa, casi acabada, a una democracia participativa con mecanismos de democracia directa, que le entregue al pueblo el poder para decidir”, afirma Malucha Pinto.

Ella se describe como una ávida lectora, pero admite que nunca en su vida había leído tanto como en el último tiempo. Del mismo modo, afirma que nunca había conversado con tantas personas y tan distintas una de otra como en los últimos meses. “Uno en general se mueve en un ámbito. Soy una gran lectora y una gran conversadora, pero aquí hay un universo de gente que ha reflexionado en torno a temas que uno solo ha rozado, como el tema de la tierra, del medioambiente, la visión de los pueblos originarios, y muchos otros”, sostiene.

Malucha Pinto. Crédito: Álbum personal.

Gran parte de su apoyo para estas discusiones ha provenido de su equipo de campaña. La constituyente afirma que “es un grupo que ha crecido. Es gente joven, que está reflexionando mucho en torno al medioambiente y la inclusión. Y lo que tratamos es aterrizar estas demandas a artículos o propuestas concretas, o miradas internacionales. Pero es algo fascinante. Siento que entré a este camino como una persona pero voy a salir como una persona nueva”.

“Mauricio Pesutic me ha mandado material muy interesante con el que ha trabajado, pero además he hablado con Bastián Bodenhoffer, Andrea Gutiérrez, y otros. También con Alejandra Giménez, que tiene un trabajo muy interesante en relación al circo y cómo en ese universo hay un fuerte trabajo con sectores vulnerados. Y queremos seguir trabajando juntos en estas ideas”, afirma Malucha Pinto.

Otras ideas las ha sacado del grupo de actores que no logró ser electo. “Mauricio Pesutic me ha mandado material muy interesante con el que ha trabajado, pero además he hablado con Bastián Bodenhoffer, Andrea Gutiérrez, y otros. También con Alejandra Giménez, que tiene un trabajo muy interesante en relación al circo y cómo en ese universo hay un fuerte trabajo con sectores vulnerados. Y queremos seguir trabajando juntos con estos actores en estas ideas”, afirma ella.

De Paine hacia el mundo

La última vez que Ignacio Achurra actuó fue en alguna de las teleseries de  Mega hace tres o cuatro años. No lo había hecho en el último tiempo porque tiende a alternar su rol como actor, como director teatral y como profesor. Hace clases en diferentes universidades, entre ellas, la Universidad de Chile y la Universidad Católica. Pero también hace clases de teatro en otros espacios, como la Escuela Trashumantes, una escuela de teatro itinerante del sur del país. La semana pasada dio clases de teatro callejero a otros actores, la que es una de sus áreas de mayor interés. 

Ignacio Achurra durante la campaña a constituyente. Crédito: Álbum personal.

En medio de su faceta actoral, Achurra ha aceptado otros desafíos. El constituyente electo vivió parte de su infancia y de su juventud en Paine. La casa de su padre sigue estando en la comuna del sector surponiente de la capital. Conoce de cerca el sector y afirma que le tiene mucho afecto. Esta misma cercanía le ayudó a conocer las otras comunas del distrito. Desde su punto de vista, uno de los principales desafíos del distrito que representa es su gran tamaño. Dentro de sus metas iniciales para su campaña se encontraba recorrer todas las comunas y reunirse con la mayor cantidad de juntas de vecinos y organizaciones sociales de las zonas.

“El distrito 14 es como un pequeño Chile a escala”. De esta forma, el constituyente se refiere a la zona que representará. “El distrito es entendido como una especie de patio trasero de la Región Metropolitana, donde se instalan zonas de vaciado de desechos regionales, basureros, donde cruzan carreteras que dividen las comunas. Hay una parte rural que convive con una parte urbana”, afirma Achurra. 

“El distrito 14 es entendido como una especie de patio trasero de la Región Metropolitana, donde se instalan zonas de vaciado de desechos regionales, basureros, donde cruzan carreteras que dividen las comunas. Hay una parte rural que convive con una parte urbana”, sostiene Ignacio Achurra.

Pero también advierte otras dificultades en la zona, como la seguridad y el acceso al agua. “Cada vez más las comunas se han visto afectadas por la delincuencia y por el narco. Prácticamente las 14 comunas tienen problema de escasez hídrica vigente”, señala. 

La lectura ha sido una de las principales herramientas de preparación de Achurra para la Convención: “He leído casi todos los textos que han salido en el último tiempo respecto a la Constitución. Entre otros, los de Fernando Atria o Jaime Bassa, que forman parte del Frente Amplio. Pero también los de Lovera o Claudio Fuentes. También he estado leyendo muchos estudios comparados de constituciones en el mundo”.

“Me vengo preparando desde hace mucho tiempo desde el estudio pero también desde el diálogo ciudadano, tratando de diagnosticar cuáles son las grandes necesidades del distrito para no llegar uno con todas las respuestas. Para que este proceso sea exitoso requiere de participación, y para eso hay que generar mecanismos que permitan vincular  la participación ciudadana, tanto en el reglamento interno de la Convención pero también como el trabajo territorial que puede desarrollar uno mismo”, reflexiona él.

Ignacio Achurra. Crédito: Álbum personal.

Dentro de sus prioridades temáticas al interior de la Convención se encuentra la cultura. Para Achurra, la cultura debe entenderse de una forma más amplia. “Cultura no es solo las expresiones artísticas. Detrás de una discusión de orden constitucional se está discutiendo un proyecto de sociedad y, por tanto, un proyecto cultura. Nosotros hablamos de pensar el proceso constituyente en clave cultural y ofrecer una perspectiva cultural de cada una de las temáticas que se van a discutir”. 

Para que este proceso sea exitoso requiere de participación, y para eso hay que generar mecanismos que permitan vincular  la participación ciudadana, tanto en el reglamento interno de la Convención pero también como el trabajo territorial que puede desarrollar uno mismo”, señala Achurra.

En esa misma línea, afirma que “además, todo lo que tiene que ver con redistribuir el poder en el país me parece tremendamente importante, desde el sistema de gobierno hasta los mecanismos de participación ciudadana. Creo que hay un tema súper importante sobre cómo se empoderan las comunidades. Y cruza todo, desde el modelo de desarrollo, hasta la organización del Estado. Ese también es un tema que me interesa mucho y en el que me he ido especializando harto”.

Comentarios