Coquimbo, Maule y Aysén: Los tres gobiernos regionales con rostro de mujer

Krist Naranjo, Andrea Macías y Cristina Bravo fueron las únicas gobernadoras regionales electas del país. Representan a la cuarta, séptima y décimo primera región, respectivamente. Aquí, cuentan cuáles serán los principales ejes de su gestión en este nuevo cargo y opinan sobre la aplicación de la paridad en los cargos de elección popular.

Las tres comparten una perspectiva de género, un largo trabajo con sus localidades y las ganas de contribuir a la descentralización del país en su rol de gobernadoras regionales. Sin embargo, tienen distintas tendencias políticas. Krist Naranjo es independiente y fue apoyada por la lista Ecologistas Independientes, Andrea Macías milita en el Partido Socialista y la respaldó el pacto Unidad Constituyente y Cristina Bravo es de la Democracia Cristiana y también integró el pacto Unidad Constituyente.

Dos de ellas fueron electas en la segunda vuelta de la elección de gobernadores regionales del pasado 13 de junio: Krist Naranjo, de la región de Región de Coquimbo, y Cristina Bravo, de la región del Maule. Por su parte, Andrea Macías, fue la única de ellas que resultó electa en primera vuelta, donde obtuvo el 48,72% de los votos, superando a su contrincante de Chile Vamos, Raúl Rudolphi. 

Naranjo, Bravo y Macías se enfrentan al desafío de asumir el cargo por primera vez el próximo 14 de julio. Este se creó tras una reforma constitucional del año 2017, que estableció que cada una de las regiones del país contaría con un gobernador regional escogido mediante una elección popular y que estará encargado de la administración del territorio.

Pese a la alegría de haber resultado elegidas, lamentan ser pocas. De los 16 gobiernos regionales, sólo tres serán comandados por mujeres, en momentos en que se ha destacado en Chile la paridad luego de la elección de 77 constituyentes para escribir una nueva Carta Magna. En The Clinic, conversamos con ellas sobre los principales lineamientos que tendrán sus respectivas gestiones, sus labores previas, la importancia del liderazgo femenino y su percepción sobre la aplicación de la paridad.

Mayor protección a la mujer

Cristina Bravo (45) es oriunda de Talca y comenzó a vivir en Curicó cuando estudiaba Trabajo Social en la Universidad Católica del Maule. En esa ciudad forjó amistades, construyó su familia y sentó las bases de su trabajo. Durante los años 2014 y 2017 fue gobernadora de esa provincia y el pasado 13 de junio fue electa como gobernadora de la región del Maule, con el 57,32% de los votos.

Bravo tiene un magíster en Modernización del Estado de la Universidad Tecnológica Metropolitana (UTEM) y un diplomado en Acoso Sexual de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Hace años, coordinó el área Mujer y Familia del Servicio Nacional de la Mujer (SERNAMEG). Se encargó de trabajar junto a los municipios para habilitar redes de prevención de violencia intrafamiliar

Gobernadora

Hoy, como gobernadora regional, pretende seguir trabajando en la misma línea. Una de sus propuestas es instalar 30 centros integrales de atención para enfrentar el problema de la violencia de género en su región. Su función, dice, sería prevenirla, fortalecer los emprendimientos de las mujeres y entregarles herramientas para que puedan postular a los distintos subsidios habitacionales. 

Otro punto que le interesa es mejorar la atención en salud. Para ello, espera traspasar recursos a las alcaldías para fomentarla. “Hoy todo ha sido el Covid y las atenciones del vacunatorio. Se han dejado de atender las enfermedades de los pacientes crónicos, los papanicolau, las mamografías, la salud mental de nuestras mujeres y eso es principalmente por falta de recursos”.

Bravo dice que ser gobernadora regional era un sueño para ella y que espera que el liderazgo femenino siga creciendo. “En nuestra región, aumentamos la cantidad de alcaldesas electas, por ejemplo en las comunas de San Clemente, Cauquenes y Hualañe. Me gustaría que en todos los cargos elegidos se obtuviera la paridad. Creo que nosotras tenemos una visión integral y de mucho trabajo en equipo”, dice.

Como integrante de la Democracia Cristiana, también realiza una evaluación sobre el rol de los partidos tradicionales en la actualidad. “Siempre he militado en mi partido y me parece que la lucha de los partidos la tenemos que dar de adentro. Yo creo en la institucionalidad y hay que reconocer que en algunos partidos hay personajes que han cometido errores, pero no por eso vamos a ser todos iguales ni caber todos dentro del mismo saco”, cierra.

“En nuestra región, aumentamos la cantidad de alcaldesas electas. Me gustaría que en todos los cargos elegidos se obtuviera la paridad. Creo que nosotras tenemos una visión integral y de mucho trabajo en equipo donde priman otras cosas”, dice la gobernadora regional del Maule, Cristina Bravo.

La lucha por el medioambiente

“El arte nos acerca a nosotros mismos, es muy importante cultivarlos”, dice Krist Naranjo (44), gobernadora electa por la región de Coquimbo. Además de ser arquitecta, es ceramista, artista visual y monitora de Hatha Yoga. Desde hace 20 años, dedica su vida al Medio Ambiente y el Diseño en Permacultura, una estrategia de planificación territorial para fomentar la sustentabilidad local.

En 2008, impulsó un emprendimiento llamado Permacultura del Sur, una consultora dedicada a diseñar e implementar este tipo de proyectos. Además, integró el Movimimiento de Permacultura de Chile, donde propulsó técnicas que fueran aplicables a distintos territorios. Hoy trabaja con organizaciones sociales y mujeres fomentando proyectos relacionados a las energías renovables, cultura, a la cerámica diaguita, patrimonio, entre otros. 

Naranjo vive en Monte Patria y estuvo encargada del área de Gestión Ambiental y proyectos en el municipio de esa comuna, donde realizó distintos planes para la comunidad, como un programa de reciclaje comunal, otro de reforestación, un vivero municipal, certificaciones ambientales, proyectos para agrupaciones territoriales, entre otros. 

Gobernadora

Uno de los pilares de su gestión como gobernadora está vinculado precisamente al medioambiente: la escasez hídrica, una gran problemática en su territorio. Para resolverla, le interesa que se realice un manejo más equitativo del agua. “En verano, hay ríos que están completamente secos. Si somos una región turística, no podemos permitirnos dejar nuestros ríos de esa forma. Hay rubros muy afectados por la crisis hídrica como la agricultura y la ganadería, así que es importante trabajar el tema con las comunidades”.

Otro de los ejes que se propuso trabajar es combatir el desempleo mediante nuevos programas de empleabilidad. “Todavía tenemos una alta tasa de cesantía en Coquimbo. Uno de mis ejes es poder implementar diversos proyectos para generar empleos en línea de la sustentabilidad y también poder fomentar nuestro mercado regional, porque tenemos una diversidad de productos maravillosa y hay que sacarle provecho”

Además, cree que la incorporación de la mujer en los procesos de elección popular ha sido un gran paso, pero que aún quedan cosas por mejorar. “Como mujeres y madres, tenemos una sensibilidad que nos permite percibir las carencias y fortalezas de nuestros entornos comunitarios. Podemos aportar mucho a los procesos de los distintos gobiernos, pero a la paridad le daría otra vuelta. En la convención constituyente no fue lo esperado, porque quedaron algunas mujeres fuera del proceso. Quizás habría que hacerle una revisión para que no vuelvan a ocurrir estos problemas”, opina.

Fue candidata independiente apoyada por la lista Ecologistas Independientes y obtuvo el triunfo con el 61,96% de los votos. Al respecto, manifiesta estar contenta de que las candidaturas independientes vayan tomando cada vez más fuerza. “Me he encontrado con varios alcaldes y constituyentes independientes y es muy bonito ver que tenemos una perspectiva común de poder realizar un gobierno con una mayor transparencia. Uno de los roles más importantes que vamos a ejercer como tales yo creo que va a ir en ese sentido: fomentar una transparencia y acercar los gobiernos a las personas”, finaliza.

“Como mujeres y madres, tenemos una sensibilidad que nos permite percibir las carencias y fortalezas de nuestros entornos comunitarios. Podemos aportar mucho a los procesos de los distintos gobiernos”, indica la gobernadora regional de Coquimbo, Krist Naranjo.

La primera gobernadora regional

Andrea Macías (43) es socióloga y se define como una mujer feminista y progresista. Es hija de abuelos campesinos y de padres militantes del Partido Socialista, al que se afilió desde temprana edad, a los 14 años. Vive en Coyhaique, ciudad de la región de Aysén donde nació y se crió. En la primera vuelta de elecciones de gobernadores regionales, fue una de las tres autoridades que resultaron escogidas en esta instancia con más del 40% de los votos. 

Dice que haber sido la primera gobernadora electa de Chile es todo un honor para ella. “Para mí haber sido la primera es muy importante, porque es un hito en el proceso de descentralización y, sin duda, un orgullo. Y es doblemente significativo porque también habla de un respaldo real de las personas que habitan la región hacia mi candidatura”.

Gobernadora

Uno de sus principales ejes de campaña será el trabajo social y cultural, especialmente lo relacionado a participación ciudadana, pueblos originarios, cultura y patrimonio, educación, entre otros. Otra de sus propuestas es fomentar el desarrollo territorial, con el fin de alcanzar mayores niveles de autonomía regional en el ámbito de la toma de decisiones.

Sobre la presencia femenina en los cargos de elección pública, opina que esta debe ir más allá de la mera paridad. “Para poder avanzar en paridad o establecerla como regla, deben generarse los espacios al interior de los partidos políticos, espacios que han sido tradicionalmente muy masculinos. El resultado de la elección de gobernadores y gobernadoras regionales muestra una baja participación por parte de mujeres, pero también nos muestra que el universo votante también ha elegido mayoritariamente a hombres”, explica. 

“Me parece un desafío avanzar en paridad, porque las mujeres somos absolutamente necesarias en todos los espacios de toma de decisión. Si se incorpora una mirada de género, claramente las decisiones que se toman son distintas. Cuando hablamos de nuevas formas de hacer política, las mujeres políticamente nos vinculamos de otra forma, son espacios menos violentos y más tendientes al diálogo y con mayores posibilidades de generar acuerdos”, dice.

Como militante del Partido Socialista, también reflexiona en torno al rol de los partidos hoy. “Los partidos deben hacer la autocrítica, especialmente aquellos que han estado en el espacio de la toma decisiones, porque aquí habemos quienes hemos sido siempre militantes puros y que no hemos estado en el espacio de toma de decisiones y lamentablemente han llegado al poder personas que han olvidado que su labor, es para las personas: el pueblo”, finaliza.

“Me parece un desafío avanzar en paridad, porque las mujeres somos absolutamente necesarias en todos los espacios de toma de decisión. Si se incorpora una mirada de género, claramente las decisiones que se toman son distintas”, señala la gobernadora regional de Aysén, Andrea Macías.

Comentarios
Sabía ud que... Cuando a las papas las vacunan las convierten en papas chip. -------------------------------- Sabía ud que... Paris y Daza hacen leseras porque la risa es la mejor medicina. -------------------------------- Sabía ud que... The Who compraba remedios en Dr. Simi, feel me, touch me. -------------------------------- Sabía ud que... Meghan Markle jamás viviría en la comuna de la Reina. -------------------------------- Sabía ud que... Dostoievski no respeta la distancia social porque su literatura toca muy de cerca. --------------------------------