La trastienda del programa de Daniel Jadue: Cómo se armó y cómo explican sus puntos más polémicos

“Me dijo que le ayudara con el tema económico, porque ahí le iban a entrar más. Sabía que se le vendría esto”, cuenta el economista Fernando Carmona, jefe programático de la candidatura de Daniel Jadue. Ese llamado, cuenta, fue después del plebiscito de octubre pasado. Desde entonces han sido ocho meses de trabajo en el programa que el candidato presidencial del PC presentó esta semana. Esa labor incluyó desde seminarios on line hasta la constitución de 25 comisiones paritarias. Aquí, Carmona profundiza los aspectos que han causado más controversia: retiro del 100% de los fondos previsionales, modificaciones a la institucionalidad del Banco Central y la política comunicacional, entre otros.

En los días previos al plebiscito constituyente de octubre pasado, el economista Fernando Carmona recibió un llamado del alcalde de Recoleta, Daniel Jadue. El jefe comunal, ya con una clara proyección presidencial, le interesaba el trabajo que estaba liderando Carmona a cargo de un grupo de 14 economistas del pacto Chile Digno que estaban a cargo de producir contenido económico para la franja televisiva del bloque de cara al referéndum constituyente. “Mándame lo que están haciendo”, le pidió Jadue a Carmona.

Días después del plebiscito, con una mayoría abrumadora a favor de una nueva Constitución, Jadue volvió a comunicarse con Carmona. Esta vez el encargo era explícito: “Hazte el programa económico”, le dijo. Fernando Carmona -militante comunista, hijo del diputado y secretario general del PC, Lautaro Carmona-, se hizo una pregunta de fondo: ¿Qué ideas tiene para Chile el comunista más popular del panorama presidencial, según las encuestas?

“Me dijo que le ayudara con el tema económico, porque ahí le iban a entrar más. Sabía que se le vendría esto (la contienda presidencial) y quería estar bien cubierto en el área económica”, cuenta Fernando Carmona a The Clinic.

Entonces, el grupo de profesionales se reunió con el alcalde a fines de diciembre, donde recién profundizó en los lineamientos programáticos que tenía pensado en un eventual gobierno suyo: servicios populares (farmacia, óptica, inmobiliaria), gratuidad en la educación, fortalecer la atención primaria de salud, entre otros tópicos. Todo, bajo un cambio en el actual modelo del desarrollo basado en la exportación de materias primas.

En esa cita, Jadue le pidió a los economistas -algunos comunistas, otros del FRSV, el PRO, Movimiento Victoria Popular, Izquierda Libertaria, e independientes- proponer sin detenerse en las condiciones políticas para llevarlo a cabo. Para ello, lo ejemplificó con uno de sus caballitos de batalla, según relata Carmona.

“Nos contó que cuando había llegado a la municipalidad y quiso implementar la farmacia popular, se llenó de técnicos, abogados y economistas, que le dijeron que eso era imposible. Pero empujó la idea y hoy la farmacia popular existe en todos lados”, relata Carmona. “Nos pidió que se hiciera realidad las ideas políticas que emergieron desde el estallido social. No que fuéramos y le dijéramos ‘esto se puede, esto no se puede’. Fue enfático en decirnos que eso había que dejárselo a la política”, agrega el economista.

A partir de ese encuentro, Fernando Carmona invitó a otros economistas para sumarse al que sería el plan de gobierno de Daniel Jadue. Llegaron Gonzalo Martner -otrora presidente del PS durante el gobierno de Ricardo Lagos-, Ramón López -ex jefe programático de Beatriz Sánchez cuando fue candidata presidencial-, además de Francisco Silva -ex candidato constituyente de la Lista del Pueblo- y el músico fundador de Inti Illi Mani, Jorge Coulon.

Así, se formaron 25 comisiones de carácter paritario, tanto en sus coordinadores como en sus miembros, quienes sostuvieron dos seminarios telemáticos en los meses de marzo y mayo. Entre medio, en el mes de abril, las comisiones tuvieron tres días de reuniones telemáticas con Daniel Jadue, con una modalidad parecida a la toma de un exámen. “Se hacía una presentación de 10 minutos, y luego seguían 15 minutos de preguntas donde sólo podían preguntar Daniel o Camila (Vallejo)”, cuenta Carmona, quien tiene una “relación cercana” con Jadue, quienes se conocen desde los años universitarios.

Con algunas recomendaciones de Jadue y Vallejo, comenzó la redacción del primer borrador, el que en principio quedó como un “pegoteo” que carecía de cierta coherencia. Ahí sumaron la colaboración de un editor periodístico que pulió las 209 páginas que componen el programa del abanderado comunista, texto que tuvo una revisión final en una última reunión entre Daniel Jadue, Camila Vallejo, Fernando Carmona y el editor del que el jefe programático reserva su identidad.

Un trabajo que, contado desde el primer contacto entre Jadue y Carmona en octubre, suma 8 meses, y que el miércoles 16 de junio fue presentado por el candidato a través de un Facebook Live con un promedio de espectadores que varió entre 3.500 y 4.000 personas conectadas en una exposición que se extendió por casi noventa minutos. Un proceso que, en todo caso, no ha terminado: hasta el mes de septiembre el comando tiene contemplado los “Encuentros Programáticos Autoconvocados”, donde la ciudadanía interesada se puede organizar para incorporar sus propias propuestas.

EN VIVO. Daniel Jadue presenta su programa presidencial

Desde entonces, el candidato ha concitado una amplia atención mediática ante sus propuestas, las que han generado debate por medidas que van desde la posiblidad de retirar la totalidad de los ahorros previsionales en las AFP, un impuesto permanente a los “súper ricos”, cambiar la institucionalidad del Banco Central, hasta un ministerio “de Información o Comunicaciones”. Propuestas que, por cierto, han sido criticadas por los contrincante de derecha e incluso por el abanderado del Partido Radical, Carlos Maldonado.

A continuación, los puntos que Fernando Carmona profundiza y defiende ante las dudas y cuestionamientos.

Retiro del 100% de los fondos de AFP

“Vamos a construir un sistema de seguridad social público. Luego de eso, las AFP no van a poder estar dentro. La pregunta que nos hacíamos era: si ellos no pueden estar dentro, porque son un seguro privado, entonces qué sucede con esos recursos. Malamente, porque sería expropiatorio, el Estado podría decir ‘entréguenme estos recursos al sistema público y yo los voy a repartir’, porque ahí se pierde el derecho de propiedad. Lo que le decimos a la gente es ‘usted tiene la posibilidad de retirar sus fondos, que no se contabilizarán en el cálculo de la pensión, pero tendrá una pensión básica asegurada (75% del salario mínimo vigente, dice el programa), no quedará desprotegido’.

“Si retira los fondos, tendrán que pagar un impuesto a la renta, que dependerá del nivel de renta. La gran mayoría no pagará impuestos”, añade.

-“Pan para hoy y hambre para mañana”, sentenció el candidato presidencial del PR, Carlos Maldonado.

-Es que Carlos Maldonado no tiene mucha idea de pensiones (…) se va a producir una cuestión evidente; nos vamos a quedar con un sistema con menos recursos que los que tenemos hoy día. ¿Qué debemos hacer? Aumentar la cotización para pagar altas pensiones con cuentas nocionales y de reparto, y en el largo plazo generar un sistema de capitalización colectiva de los fondos que sostenga el sistema cuando haya más jubilados que ahora y menos trabajadores que ahora.

Las tomas y la negativa a desalojar

“La redacción no nos quedó de lo mejor, pero nos referíamos a que cuando una persona tiene un asentamiento, lo que vamos a hacer es buscar una solución para respetar el derecho a la vivienda. No estamos disponibles a dejar a personas a la intemperie. Eso no implica que la propiedad privada que están ocupando va a pasar a ser de ellos: el derecho a propiedad privada se va a mantener. Lo único que estamos proponiendo es que la solución de ese conflicto, favorezca el derecho a la vivienda de esas personas y no solamente sacándola del lugar”.

-Pero entre una orden de desalojo y que llegue la solución habitacional…

-En el programa proponemos desde el inicio las inmobiliarias populares a cargo de los municipios y gobierno regionales. A la par vamos a estar creando viviendas con arriendo a precio justo, donde las familias no gastarán más del 25% de sus ingresos para el arriendo. No es una solución más larga, sino una solución más compleja. A nuestro favor, el Estado tiene una cantidad de predios en desuso que nos permite construir. Hasta fines del 2020 existían 179 predios fiscales subutilizados de tamaño relevante y que en total tienen una superficie superior a los 10 millones de metros cuadrados, unas 1.030 hectáreas.

Impuesto permanente a los súper ricos

“Si quisiéramos financiar a través del IVA, ya no puede dar más: con el IVA ya estamos a nivel internacional. ¿Dónde estamos bajo los niveles internacionales? Impuestos a la renta, y el impuesto a los patrimonios, donde puede haber un efecto recaudatorio importante. Estamos hablando del patrimonio de las personas, no de las empresas, por tanto, malamente puede bajar la inversión. Y debe ser permanente porque hay un requerimiento social de más gasto público y deben ponerlo los que menos ponen: el 1% más rico del país”.

Ampliar funciones y directorio del Banco Central

“Tenemos un Banco Central que tiene un único mandato: bajar la inflación. Si tienes un mandato como ése, puede terminar sucediendo, y ya ha sucedido, de que el Banco Central empiece a generar políticas contrarias a las políticas que impulsan los gobiernos. Lo que debemos hacer es presentarle al Banco Central más de un mandato: bajar la inflación, sostener el empleo, mejorar el cambio climático. Vamos a complejizar el mandato del Banco Central para hacerlo más del siglo XXI. El mismo FMI dice que no funciona el sólo mirar la inflación”.

-¿Y cómo se resguarda la autonomía del Banco Central respecto a las pasiones de la contingencia política?

Estamos hablando de un mandato más amplio, pero no estamos diciendo qué tipo de política tomar. Sólo le estamos diciendo que cuando tome la política, mire más elementos. Esto va a permitir que la política monetaria y política fiscal vayan de la mano. Si no, vamos a caer en un gobierno que no podrá ser gobierno, porque tendrá una política restrictiva que impedirá que su programa se desarrolle.

-¿Y por qué ampliar su directorio?

-Se va a seguir eligiendo igual que ahora. No pueden ser sólo economistas en el directorio, debe tener una mirada más amplia. En todo caso, vamos a proponer gente que tenga una capacidad, tampoco la idea es chacrear el Banco Central.

“Ministerio de Información” ¿Órgano censor de medios?

“Lo que nosotros no queremos es que los medios le mientan a la ciudadanía, nada más. Para ser claro: no vamos a controlar los contenidos de los medios, no tenemos interés en eso. Sólo queremos contenidos fidedignos. Por eso planteamos una Defensoría de las Audiencias: queremos asegurar que las personas puedan demandar que los contenidos sean fidedignos. Las personas tienen el derecho de que los medios no mientan”.

Daniel Jadue propone revisar concesión de medios de comunicación: “Hay canales que parecen jefe de campaña de algunos candidatos”
FOTO: KARIN POZO/AGENCIAUNO

“Se va a armar una mayoría de izquierda”

Fernando Carmona es optimista de las condiciones políticas para implementar un programa que necesita recaudar entre el 8 y 10% del Producto Interno Bruto. Confía en que el Proceso Constituyente será un impulsor en el avance de plan de gobierno y, pese a que la oposición se encuentra dividida en dos bloques -Unidad Constituyente y Apruebo Dignidad-, Carmona asegura que, al final del día, se conformará una “mayoría de izquierda” que lo sustente.

-Este es un programa ambicioso para un periodo presidencial de cuatro años.

-Es que tenemos la nueva Constitución que está al lado. Eso nos va a obligar a andar más rápido, donde muchos derechos van a estar garantizados, espacios donde los privados no van a poder acceder, por ejemplo, en las pensiones. Más requerimientos de gasto social, de un Estado más activo en la economía. Entonces, la rapidez nos la va a dar la nueva Constitución.

-Pero la Convención Constituyente ni siquiera ha empezado. ¿Qué garantías le ofrece el destino del proceso?

-Pero tiene fecha de término y el plebiscito será en octubre del próximo año. Si a alguien le cabe duda de que las AFP no tienen espacio en la nueva Constitución, es una persona con mucho voluntarismo y poco sentido de la realidad.

-Este programa requiere de mayorías políticas. ¿Cómo lo llevarán a cabo cuando la oposición sigue fragmentada en dos coaliciones?

-Aquí hay una nueva geografía política. Va a aparecer la Lista del Pueblo como movimiento o como partido, nosotros nos juntamos con el FA, que era algo bien difícil hace tres años, y el PS está mirando más a la izquierda que a la DC. La impresión que yo tengo, es que se va a armar una nueva mayoría de izquierda. Y cuando el PS dice que este es un programa que pueden suscribir, entonces me queda súper claro que vamos a tener la estabilidad y los votos para armarlo. Mi impresión es que la DC se va a disminuir y este rol de bisagra que juega con la derecha va a quedar desahuciado.

-¿El Estado tendrá las espaldas suficientes para financiar esas 209 páginas de programa?

-Es que por eso te decía. Vamos a tener un Banco Central que maneje la inflación… la inflación se produce cuando tienes pleno empleo y pleno uso de tus capacidades productivas. Vamos a llegar a un desastre donde va a haber un millón de empleos menos de los que debería haber, y las pymes con el agua hasta el cuello. Entonces que reactivemos la economía con estas medidas, no creo que vaya a ser inflacionario. La estrategia depende mucho que la inversión que hagamos sea inversión productiva para que frente al nuevo gasto, la economía pueda hacer frente y no tenga una respuesta inflacionaria. Por eso hablamos de aumentar en un 5% la inversión pública, principalmente productiva y ampliamente intensiva en el empleo.

-Por último: ¿El programa de Daniel Jadue es socialdemócrata como decían algunos actores políticos en redes sociales?

-Es un programa de izquierda. El espíritu de nuestro programa es un Estado emprendedor, con respeto a todos los derechos sociales, avanzado en medio ambiente y en los debates de género. Lo que pasa es que va a tener coincidencias con la socialdemocracia, pero en el espíritu es un programa de izquierda. No vinimos a hacer política de acuerdos con la derecha, sino a representar a la izquierda y a su jefe, que se llama pueblo.

Aborto, jornada laboral de 36 horas y una reforma “a la alemana” del fútbol chileno: 11 proyectos claves del programa de Daniel Jadue
Comentarios