El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro.

EFE

FOTO. La imagen que compartió Jair Bolsonaro desde el hospital tras ser internado por una “obstrucción intestinal”

Según informó el ministro de Comunicaciones, Fabio Faria, el mandatario será ahora trasladado a un hospital de Sao Paulo, donde se evaluará si será sometido a una nueva operación abdominal.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, será trasladado desde Brasilia hasta Sao Paulo para evaluar si debe ser sometido a una cirugía “de emergencia” por una “obstrucción intestinal”, informaron este miércoles fuentes oficiales.

Bolsonaro fue ingresado en la madrugada en el Hospital de las Fuerzas Armadas de Brasilia con dolores abdominales y después de haber sufrido reiteradas crisis de hipo durante los últimos días.

Según informó el ministro de Comunicaciones, Fabio Faria, el mandatario será ahora trasladado a un hospital de Sao Paulo, donde se evaluará si será sometido a una nueva operación abdominal.

La Presidencia había informado inicialmente que Bolsonaro sería sometido a exámenes en Brasilia y permanecería en “en observación entre 24 y 48 horas, no necesariamente dentro del hospital”.

Sin embargo, luego fue constatada la obstrucción intestinal en Bolsonaro y la posibilidad de una nueva operación, que según dijo el ministro Faria sería consecuencia del atentado que sufrió en 2018, en medio de la campaña electoral que le llevó al poder, cuando fue acuchillado en el abdomen por una persona.

En este contexto, el presidente brasileño publicó un mensaje a través de sus redes sociales, manifestando: “Un desafío más, consecuencia del intento de asesinato promovido por un ex miembro del PSOL, brazo izquierdo del PT, para evitar la victoria de millones de brasileños que querían cambios para Brasil. Un ataque cruel no solo contra mí, sino contra nuestra democracia”.

“Dios nos ha dado una nueva oportunidad. Una oportunidad para finalmente poner a Brasil en el camino de la prosperidad”, añadió el mandatario además de agradecer el “apoyo y oraciones” que le han entregado.

“Volveremos pronto, si Dios quiere. ¡Brasil es nuestro!”, expresó además Bolsonaro en otra publicación en la que además compartió una imagen suya desde el hospital.

En septiembre del año pasado, el presidente, de 66 años, pasó por una cirugía en Sao Paulo para extraerle un cálculo renal.

En los tres últimos años, ha sido sometido a cinco operaciones, cuatro de ellas como consecuencia del atentado que sufrió en 2018.

Bolsonaro fue acuchillado mientras era llevado a hombros por una multitud en un mitin electoral celebrado en la localidad de Juiz de Fora, en el estado de Minas Gerais.

El agresor fue detenido inmediatamente después del ataque, pero fue declarado inimputable, pues el juez consideró que no estaba en capacidad de responder por sus actos debido a sus problemas mentales.

Comentarios