Agencia Uno

Estrés en pandemia: informe asegura que mujeres con niños pequeños son las más afectadas

En 2020, el mundo fue un lugar más triste, enojado, preocupado y estresado de lo que ha sido en los últimos 15 años según el Índice Global de Emociones 2021 de Gallup.

El pasado 2020 no solo será recordado por la población mundial debido a la pandemia por Covid-19, sino que, además, debido a ella, fue el año que concentró los mayores niveles de estrés en adultos del último tiempo, siendo las madres con niños pequeños las más afectadas.

Según el Índice Global de Emociones 2021 de ‘Gallup’, los niveles de estrés tuvieron un “récord del 40% de los adultos de todo el mundo” y se trataría del grado más alto de los últimos 15 años.

El director global de ‘Gallup’, Jon Clifton, aseguró ante estos índices que “el mundo entero tuvo todo el derecho a sentirse mal el año pasado, sobre todo habiendo tantas personas enfermas o que perdieron a un ser querido. El costo económico también fue devastador. La mitad de los que trabajaban en ese momento de la pandemia dijeron que ganaban menos dinero debido al Covid-19, y el 32% de las personas dijo perdieron su trabajo”.

El informe aseguró, además, que “las mujeres con niños pequeños en casa se llevaron la peor parte del estrés, la preocupación, la ira y la tristeza que experimentaron las personas durante la pandemia de 2020″.

El estrés aumentó en la mitad de los 116 países estudiados, lo que se traduce en que casi 190 millones de personas de todo el mundo experimentaron un estrés significativo el año pasado, siendo mayor que en años anteriores.

Según el profesor de la Escuela de Kinesiología de la PUCV, Jorge Michalland, estos niveles de estrés se producirían debido a que “en estos momentos hay circunstancias externas a nuestra persona, como el riesgo a contagio con un virus que podría enfermarnos gravemente o que estemos portando asintomáticamente y que nos haga ser contagiantes sin saberlo”.

Según explica en su columna “Estrés, un efecto en tiempos de pandemia”: “hay que sumar el confinamiento sanitario, a veces en viviendas pequeñas, la restricción de desplazamiento en la ciudad y la incertidumbre respecto a: si nos vamos a enfermar, si se enfermarán los miembros de mi familia, si perderemos el trabajo, etc”.

¿Cómo podemos bajar nuestros niveles de estrés?

El académico de la UC explica que en estas circunstancias, “hacer ejercicio es realmente un gran remedio para males físicos y emocionales, como la ansiedad y para su prevención. Si no podemos caminar por el barrio a paso enérgico, podemos trotar en el lugar, realizar abdominales, bicicleta estática, posiciones de yoga, estiramientos, bailar, etc. Si es en pareja, tanto mejor. Podemos cambiar la caminata hacia el refrigerador por una actividad física equivalente que nos agrade”.

Según Michalland, un paso importante para evitar estos altos niveles de estrés, “es cambiar las auto-recriminaciones y pensamientos distorsionados tales como “soy muy tonto por preocuparme tanto de esto”, “no sirvo para esto”, o “están exagerando con estas medidas sanitarias””, o “no es para tanto, de algo tenemos que enfermarnos”, “me hablaron de unas hierbas que previenen el Covid 19 y que sale en internet”, etc”.

Comentarios