Dorador- Fotografía

El ojo fotográfico de la constituyente Dorador

Desde la sesión inaugural de la Convención Constituyente, el acceso a la prensa ha sido restringido al interior del ex Congreso Nacional. Pese a la ausencia de reporteros gráficos durante las sesiones, una serie de instantáneas han sido destacadas por la ciudadanía, la prensa y los mismos constituyentes. Su autora improbable es la convencional y científica Cristina Dorador, quien con la cámara de su celular se ha convertido en la fotógrafa “no oficial” del proceso.

La constituyente Cristina Dorador,  antofagastina, Doctora en Ciencias Naturales con mención en Microbiología, ha dedicado parte importante de su vida a los salares altiplánicos. Como científica ha recorrido el desierto de Atacama buscando a los microorganismos que allí habitan. También documentando, además de las bacterias, la flora y la fauna presente en el lugar. 

“Por mi disciplina siempre tengo que sacar fotos de los lugares en los que trabajo: los salares. Me gusta mucho eso, desde hace mucho tiempo”, dice Dorador, quien pese a no tener formación profesional en fotografía fue afinando el ojo en el desierto, entendiendo la importancia de los encuadres y de la luz. 

Este año, luego de ser electa como convencional constituyente, su pasión por la fotografía científica se adaptó a su nuevo hábitat: el ex Congreso Nacional en Santiago. Un espacio que, producto de las medidas sanitarias, restringe parcialmente el acceso a la prensa y a los reporteros gráficos. Un panorama que convirtió a Dorador en una suerte de fotógrafa no oficial de la Convención. 

“Ocupé el nicho vacío. No hay acceso a la prensa internamente y hay momentos históricos que deben registrarse”, comenta la científica, quien casi a diario publica imágenes del proceso en su Twitter. 

Una de las primeras fotografías de la Convención que Cristina Dorador compartió en sus redes sociales fue en la sesión inaugural, en el momento en que la presidenta Elisa Loncón, recién asumida en el cargo, pidió un minuto de silencio para honrar a los muertos de los pueblos originarios, las víctimas de femicidios, la revuelta social y la dictadura.

“¡Hoy comienza una nueva historia!”, comentó Dorador en la imagen que fue compartida por más de dos mil usuarios.

https://twitter.com/criordor/status/1411820015209402371?ref_src=twsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1411820015209402371%7Ctwgr%5E%7Ctwcon%5Es1_c10&ref_url=https%3A%2F%2Fwww.theclinic.cl%2Fwp-admin%2Fpost.php%3Fpost%3D1067855action%3Dedit


“En ese momento yo me había parado a saludar a la relatora del Tricel, Carmen Gloria Valladares, que es de Antofagasta. La fui a saludar como antofagastina y conversamos un poco; y ahí me di cuenta que comenzó el minuto de silencio así que me paré detrás de la lamngen Elisa y de repente vi la luz y me encantó el cuadro. Allí con mucho respeto porque estábamos en un minuto de silencio muy solemne, tomé la foto. Lo hice porque sentí que era un momento histórico que se estaba viviendo”, recuerda Dorador sobre su fotografía, que como toda buena instantánea, contaba una historia:

“Era la primera vez que se veía a una representante de los pueblos originarios (liderando un órgano electo), con toda su impronta, en un momento solemne. Ella está al lado de un hombre (Jaime Bassa). Entonces son un hombre y una mujer frente a todos los constituyentes. También en la foto, justo como era un minuto de silencio, la derecha mostró unos carteles, entonces se ve esa actitud confrontacional, como incluso falta de respeto de este sector político frente al resto que estaba muy emocionado por lo que se estaba viviendo”, agrega.

Otra fotografía de Cristina Dorador que destacó por su carga simbólica fue publicada el pasado 7 de julio en la primera sesión de la Convención desarrollada al interior del Salón de Honor del ex Congreso Nacional.

En la imagen se ve a Elisa Loncón en la testera, proyectada en dos pantallas a sus costados y, sobre ella, el “mural del descubrimiento de Chile por Almagro” de Pedro Subercaseaux, símbolo de colonialismo.

“Esa foto llamó harto la atención”, dice Dorador. “Yo iba entrando al salón cuando se iniciaba la sesión y vi a la lamngen en las dos pantallas grandes, ella al medio y arriba el cuadro de la conquista de Chile que incorporé en el encuadre. Mucha gente se sintió ofendida estando en ese salón por lo mismo, pero yo les decía no, que era al revés. Pasamos de un momento a otro, es un cambio histórico. Yo creo que esa foto muestra eso: un cambio irreversible en Chile. Esa foto muestra el camino a la plurinacionalidad, a la diversidad de esta nueva Constitución”.

Las fotografías de Cristina Dorador son tomadas con su celular, un equipo de gama media alta que tiene el lente trizado. Pero como el sable no hace al samurai, Dorador se las ingenia para sacarle el mayor provecho a su aparato.

“Hay mucho elementos en estas fotos que los hice de manera intencional, tengo nociones y un poco de técnica”, dice la constituyente que no sólo ha fotografiado a los convencionales en el ex Congreso, sino también la decoración del lugar, el jardín e incluso a los perros que allí habitan.

https://twitter.com/criordor/status/1415736275601170434?s=20

 

Con respecto a los derechos de imágenes de sus fotografías, Dorador comenta: “A mí me gusta mucho el tema de los datos abiertos y datos compartidos, entonces la subimos a Wikimedia inmediatamente para el libre acceso”. 

La constituyente agrega que también, a lo largo de estos días como constituyente, ha construido una verdadera bitácora multimedia: “Yo estoy documentando todo. Hago fotos, grabo videos en el hotel cuando llego en la noche, allí cuento lo que pasó en el día, porque lo que estamos viviendo es tan histórico que hay que dejar un registro personal”, asegura Dorador.

“Y es que la fotografía permite mostrar cosas que no se pueden describir con palabras”, añade. 

Comentarios